UNLPam recibirá 5 millones

REFUERZO PRESUPUESTARIO PARA UNIVERSIDADES PUBLICAS

Luego de participar de la reunión de todos los rectores argentinos con el presidente Mauricio Macri y el ministro de Educación, Esteban Bullrich, el rector pampeano Sergio Baudino dijo que no está en condiciones de garantizar que esos 500 millones que ofreció el gobierno nacional permitan al sistema universitario llegar a fin de año sin sobresaltos. En el caso pampeano, le corresponderían unos 5 millones, monto que sí aliviaría la sobrecarga en algunos incrementos, principalmente la energía eléctrica.
“Estamos haciendo cuentas, no me gustaría dar una respuesta apresurada”, sostuvo el rector Baudino en una extensa entrevista con Radio Noticias sobre la reunión que por la mañana mantuvo con el presidente Macri y el ministro de Educación de la Nación junto a todos sus colegas del sistema universitario argentino. “En eso estamos trabajando”, acotó el rector en la entrevista, trazando un panorama cauteloso frente a los anuncios presidenciales.
En el caso pampeano, esos 500 millones significarán unos 5 millones, tal vez 4, ya que el índice con que se reparten los fondos universitarios implica un 1 por ciento para la universidad pampeana. “Eso si se reparte de acuerdo a los números del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional), porque la Jefatura de Gabinete tiene facultades para repartir ese dinero de otra forma”, aclaró.
Para la UNLPam, esos 5 millones serán una fuerte oxigenación de sus gastos de funcionamiento, principalmente los referidos a consumos de energía, que culpa de los últimos aumentos se incrementaron en 1 millón de pesos. “Entonces nos quedarían unos 4 millones para otros gastos”, analizó el rector. “Es un paliativo que tiene cierta significación”, abundó.

Dos reuniones paralelas.
Según contó Baudino en El Aire de la Mañana, la reunión con las autoridades nacionales fue bastante sui generis, incluso un poco desprolija. Hubo un primer momento donde los rectores estaban reunidos con Bullrich, el titular de la Secretaría de Políticas Universitarias, Albor Cantard, el secretario General de la Presidencia, en la que empezaron a analizar la situación del sistema universitario y los reclamos de los rectores.
En ese momento ingresó el presidente Macri, quien hizo algunas reflexiones sobre la importancia de la educación superior, garantizó su funcionamiento e incluso habló de crear nuevas universidades, y luego se retiró a un salón contiguo para hacer una serie de anuncios sobre refuerzos presupuestarios para las universidades. No hubo tiempo ni dejó espacio a los rectores para hacer consultas o entablar un mínimo intercambio.
Los rectores tampoco pudieron saber qué decía el Presidente porque fueron invitados por Bullrich a continuar allí y avanzar con el debate que habían iniciado.
La situación que se produjo fue bastante particular: el presidente haciendo anuncios para las universidades argentinas en un salón, y los rectores de esas universidades en el salón contiguo sin saber lo que sucedía a pocos metros.

Situación “en ebullición”.
“De la intervención de Macri rescato que resaltó la importancia del sistema universitario y luego habló de que la situación del país está como convulsionada, en ebullición fue el término que utilizó, fruto de cómo viene la situación a nivel nacional, que para él es algo transitorio que se va a ir acomodando, y planteó que las universidades tienen que estar presentes en ese debate”, comentó Baudino.
En el intercambio con el ministro Bullrich, sostuvo que tuvo fuerte presencia el tema salarial ya que varios rectores le plantearon las demandas que se han exteriorizado a lo largo de todo el país. “En esa parte no se ve un horizonte positivo con el enfoque gremial”, advirtió el pampeano, remitiendo a que el ministro insistió en que “no tenemos más” para ofrecer a los gremios.
Rescató que Bullrich habló de anticipar la paritaria salarial y el 15 por ciento que ofreció para mayo, más un 1 por ciento de refuerzo. También la definición de discutir ahora los refuerzos que se vienen otorgando a fin de año, cuando las universidades ya están cerrando sus presupuestos. “Ese adelanto sería en el intermedio, dando a entender que va a haber otros y que el sistema va a funcionar”, valoró Baudino.
La reunión que convocó Bullrich será para anticipar la paritaria salarial pero con vistas a 2017.
-¿Con estos refuerzos, las universidades podrían cerrar el año sin resentir actividades?
-Tendríamos que hacer cuentas, en eso estamos trabajando. Nosotros estamos trabajando con el presupuesto 2016, no me gustaría dar una respuesta apresurada.