Utelpa advierte por desplazamientos “improcedentes” de trabajadores

DENUNCIA DE ABUSOS

El secretariado provincial de Utelpa envió una nota a la ministra de Cultura y Educación de La Pampa, Jacqueline Evangelista, en la que cuestionó, por improcedente, la separación de los cargos a docentes que no están mencionados en las denuncias por supuestos abusos sexuales contra los niños que asistían a las salas de 4 años del JIN 12 de 25 de Mayo.
El escrito fue girado a la ministra el viernes último, pero un plenario de secretarios generales realizado en la víspera en esta capital resolvió darlo a conocer en una solicitada que se publica en la página 4 de esta edición. Allí aseguran que la búsqueda de la verdad y la justicia impone ajustarse a los marcos jurídicos vigentes, como el Estatuto Docente, la Ley Provincial de Educación y el respeto a los Supremos Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Improcedente.
Afirmaron que la investigación penal corre por un carril separado al de la administrativa y que en el caso de la segunda era el Tribunal de Disciplina el que debía intervenir, tal cual lo regula el Estatuto Docente. Añadieron que la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) debe dar traslado de lo actuado para garantizar un proceso administrativo transparente, como en el caso del procedimiento de separación de los trabajadores de la educación de sus cargos.
Por esto último, plantearon que era “improcedente” la separación de los cargos de los y las docentes que no estuvieran mencionados en la causa penal. “El Artículo 132 inciso l) no habilita la decisión de intervención en tanto, no existe reglamentación que regule el mismo, situación establecida en el Estatuto Docente, en la que debe intervenir el Tribunal de Disciplina”, explicaron.

Sin juicios.
A su vez, solicitaron que, ante la presunción de inocencia que todo imputado tiene, hasta que se demuestre lo contrario, los funcionarios de Educación se abstuvieran de emitir juicios respecto a la situación. En este punto, aludieron sin mencionarla, a las declaraciones que la ministra Evangelista realizó el jueves último en Radio Noticias 99.5, reproducidas el viernes por este diario.
En ellas la funcionaria dijo, respecto a los hechos denunciados: “Pareciera que es algo más que una situación de índole individual. En diferentes reuniones, padres y docentes narran lo que sus chicos les han dicho. Hasta ahora ha sido más de un niño. Cuando más de un niño coincide en los relatos… En primer lugar, a un niño que realiza un relato de este tipo hay que escucharlo. Primero, hay que creerle y luego tenemos que sacarnos la duda”.

Estigma.
En otro párrafo de la nota, Utelpa manifestó que hacía responsable al MCE por los daños que se causen a la integridad de las personas involucradas, en particular los y las docentes. “No es con la estigmatización del colectivo docente, y peor aún, creer que la condena del o los/as culpables de estos hechos aberrantes, termina con estos acontecimientos”, reflexionó la conducción provincial de Utelpa en la nota enviada a la ministra.
El gremio advirtió que se reservaba el derecho a accionar legalmente contra el MCE si se producían problemas físicos-psíquicos y económicos que afectaran a docentes.
Desde que se desataron las denuncias por supuestos abusos sexuales contra niños de 3 y 4 años que concurrían a las dos salas de 4 años ubicadas en el edificio de la Escuela Especial, el MCE decidió apartar de sus cargos en forma preventiva a directivos y docentes del JIN 12. Las acusaciones presentadas por padres de los niños y niñas apuntan contra una maestra jardinera y un funcionario administrativo. La primera tiene prisión domiciliaria y el otro está detenido.