Vecinos alertan por roedores

AUMENTAN CONSULTAS POR PROLIFERACION EN SANTA ROSA

Varios vecinos santarroseños han hecho públicas sus quejas sobre la sorprendente cantidad de roedores que han aparecido en la ciudad en el último tiempo. Se trata de un tema de gran importancia ya que la salud de los habitantes, sobretodo de los niños, está en riesgo. En este sentido Diego Gheglo, un especialista en el tema en cuestión y propietario de una empresa desinfectadora local, aseguró que las consultas aumentaron mucho más que en otros años. También brindó detalles de los lugares donde las ratas hacen sus nidos y, para sorpresa de muchos, dijo que los roedores ya no le temen a la presencia del ser humano.
“Somos muy requeridos por el tema de control de roedores y hemos tenido, en el último tiempo, muchas más consultas que en otros años”, aseguró Ghergo en un diálogo que mantuvo ayer con periodistas de Radio Noticias. En este sentido se refirió a que los ciudadanos deben conocer algunas cuestiones entorno a los roedores que de a poco están invadiendo la capital pampeana y alrededores. Según su óptica de especialista la presencia de estos animales, “puede ser por el mal manejo del hábitat, debería haber más responsabilidad sobre algunos terrenos y puede ser también la falta de presencia del Estado”.

Rattus rattus.
“Hay cosas que la ciudadanía debería conocer. Hay una especie que es Rattus rattus, que pesa aproximadamente 200 gramos, tiene la cola más larga que el cuerpo, la panza blanca y vive en las enredaderas, en las horquetas de los árboles y que tiene una dieta preferentemente frutícola, o puede ser carnívoro también”, manifestó el especialista y agregó que “se debe tener en cuenta en mantener patios libres de malezas, árboles podados, para evitar su proliferación”.
Si bien el hombre aseguró que “hay otras especies”, aparentemente lo que se está disparando en consultas es sobre esta especie, que en palabras de Ghergo “es un animal que puede tener cinco partos por año y en cada parto puede tener entre seis a 12 animales por camada y aparece por el mal mantenimiento de los espacios comunes o pulmones de manzana”.
Sabiendo que hay familias que cuentan con mascotas, las cuales pueden realizar un control biológico, el entrevistado dijo que “un gato o un perro sirven de contención y pueden hacer control biológico, pero si uno da el hábitat propicio para que el animal prolifere, con árboles frutales que no estén continuamente recogidas las frutas, con enredaderas, con materiales en desuso, depredador y presa conviven en equilibro en un mismo hábitat”.

Un dato que asusta.
Estos animales se han adaptado a la presencia del hombre. Como son de “hábitos nocturnos”, se refugian en lugares donde el humano está o frecuenta menos y por el horario que tienen de actividad biológica, “se han adaptado perfectamente al hombre. Y, en la medida que el hombre ofrezca posibilidades para que se sigan proliferando, sólo se puede combatir tomando medidas de concientización en la limpieza de espacios verdes y demás”.
“La problemática debe ser vista desde arriba”, expresó el especialista y dio como ejemplo que “hay familias que mantienen su entorno en condiciones óptimas, pero probablemente se enfrente a problemas de roedores porque en el fondo de la manzana comparte con una carpintería, un comercio, una verdulería, que generan materiales en desuso y sirven de refugio”. La especie que describió el hombre, si bien pueden hacer cuevas, prefieren trepar y hacer nidos en las alturas, comparando con otras que pueden hasta hacer cuevas hasta de dos metros -de las cuales también hay casos en la ciudad, sobre todo en los alrededores, pero en menos cantidad-.

Los murciélagos, otra preocupación
Si bien la proliferación de ratas es una preocupación en los vecinos santarroseños, otro tema que llamó la atención fue la aparición de murciélagos. En este sentido, Ghergo dio a entender que las problemáticas por su aparición masiva se deben a las mismas condiciones que con los roedores mencionados anteriormente. “El hábitat que nosotros le vamos dejando sirve para que se refugie: altillos, tapa rollos, cielos rasos, techos de chapa”. A su vez, explicó que “el murciélago es un animal que se alimenta de insectos, y los caza volando, y es benéfico para el hombre porque controla la población de insectos, lo que pasa es que no podemos convivir con él”.
Finalmente expresó, según su conocimiento, que no ha aumentado la cantidad de murciélagos: “Su presencia es normal, de a poco vamos tomando conciencia de su presencia, pero para mí es normal. Todos los años hemos tenido la misma cantidad de consultas”.