Verna confirmó a Tierno como ministro de Seguridad

Si alguien tenía expectativas de que el gobernador Carlos Verna tomara una decisión de separar al ministro de Seguridad Juan Carlos Tierno, le erró de medio a medio, porque el primer mandatario lo que hizo fue confirmarlo en el cargo.
De esa manera tomó la “decisión política” que la propia jueza María Florencia Maza -integrante del TIP que le confirmó la condena a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación al ex intendente- dijo que correspondía con respecto a si Tierno debía o no continuar en el gobierno.
El martes el Tribunal de Impugnación Penal confirmó el fallo de la Cámara nº 1, y lo condenó por abuso de autoridad; y la magistrada señaló que no era la Justicia la que debía determinar si continuaba o no en el ministerio: “Es una decisión política”, le dijo a los periodistas.
Fue la que tomó el gobernador al señalar que “es un buen ministro” y que por eso continuaba. Agregó Verna que “no cambió la situación procesal. Está condenado sin sentencia firme”, si bien admitió que cuenta con “una instancia menos para defenderse”, a la vez que recordó que puede apelar al Superior Tribunal y hasta llegar a la Corte Suprema. “La decisión política es mantener a Tierno en el gabinete”, completó por si hiciera falta.

Sí a jueces sustitutos.
Fue categórico el primer mandatario para sostener, en contraposición a lo que cuestiona Tierno, que “los jueces sustitutos son jueces de la Constitución”.
Ante una consulta el gobernador dijo que es “un ministro de Seguridad eficiente” en el área que tiene a cargo; y deslizó que en todo caso hay que “medir la opinión de la gente” y no considerar lo que diga algún periodista que no lo quiere.
Enfatizó que él designó a su gabinete, y que él dice “qué función tiene que cumplir”.

Escuela Hogar.
Donde el gobernador Verna sí mostró su diferencia con Tierno fue acerca del destino que se le debe dar al edificio de la ex Escuela Hogar. “Fue un error ‘acompañar al arquitecto’ en la recorrida por el establecimiento donde Gendarmería quería instalarse.
Defendió al ministro desmintiendo que se esté acercando al macrismo a través de su buena relación con Patricia Bullrich. “Tierno está afiliado y trabajando para el PJ”, dijo, y que podría ser en todo caso que hubiera quienes hayan estado con él y ahora estén trabajando en otro espacio.
Sobre opiniones vertidas por Tierno luego de conocerse la sentencia del TIP, criticando a dirigentes del justicialismo, Verna que “en todo caso es su opinión, no la mía. El puede tener su opinión política, y lo tengo como ministro por una decisión política, pero no significa que veamos toda la política de la misma forma”.
Con respecto a la licencia de 12 días hábiles que el ministro se tomó, Verna explicó que tiene “un fuerte estado gripal”, y que fue el propio Verna quien le sugirió quedarse en cama.

Otros temas.
Sobre el alteo que comenzó a realizarse en la ruta 35, entre Winifreda y Castex, el primer mandatario mostró su extrañeza que no se haya previsto “la colocación de alcantarillas para nivelar una laguna que es cerrada”; y de esa manera le dio la razón al ingeniero perteneciente a la empresa contratista que se lo reveló a LA ARENA.
Sobre la audiencia de conciliación con Mendoza de la semana próxima en Buenos Aires por el río Atuel, Verna aseguró que se gestiona incorporar “al resto de la gente para que exponga en la audiencia”, y que La Pampa propuso la ampliación del plazo de “20 a 40 minutos, y también hacer un video”.

“Hay mayor demanda social”
El gobernador Carlos Verna, a la vez de recordar que nuestra provincia, junto a San Luis, Formosa y Santiago del Estero” es de las pocas que no se han endeudado; advirtió que también en La Pampa “tenemos una mayor demanda social”.
“Tenemos una provincia que no tiene deuda y que no tiene villas, por lo que esperamos que Nación lo reconozca y nos ayude a mantener esa situación”, puntualizó. También se quejó porque “en La Pampa no hay una sola obra pública iniciada por el gobierno de Macri”.
Reprochó que el macrismo no tiene “un plan económico”, y evaluó que no creía que las próximas elecciones legislativas deban ser un freno a Mauricio Macri, pero sí puede funcionar a modo de reclamo “para que se empiecen a reconsiderar algunas políticas del gobierno nacional”. Criticó “el continuo endeudamiento para cubrir el déficit… no será este año, ni a lo mejor el otro, pero para mí termina mal, como terminó mal Martínez de Hoz, y la convertibilidad”, recordó. “Que Macri formule un plan económico, que reduzca la cantidad de ministerios y muestre eficiencia en la gestión”, solicitó.
Preguntado por la situación del PJ evaluó que en la provincia de Buenos Aires” con las elecciones “va a quedar claro el ordenamiento dentro del PJ, pero no sé si va a alcanzar para tener un panorama más ordenado en el resto del país. No haber hecho autocrítica después de la última elección hace que sea más difícil armar una conducción del partido que sea representativa. De hecho se intentó, pero no representamos la voluntad de los afiliados, que no hay un proyecto convocante, aunque estamos a tiempo para construirlo”. Amplió señalando que en el interior “la referencia siguen siendo los gobernadores”.
Verna dijo que en nuestra provincia “el peronismo está bien, trabajando juntos todos los sectores”, y se mostró complacido con “el frente programático” con el Frente Renovador y Pueblo Nuevo, que “permitirá recuperar afiliados y peronistas que se habían ido a otro espacio político”. También sostuvo que el hecho que sean varios los candidatos que pretenden la banca de diputado nacional -además de Ariel Rauschenberger- “es bueno porque moviliza al partido”.
Sobre la referente kirchnerista María Luz Alonso indicó que “el ministro de Gobierno (Daniel Bensusan) habló con ella. ¿Si va a trabajar con el PJ? Preguntale a Luchi”, devolvió.
Finalmente se le consultó acerca de expresiones del presidente de la UCR provincial, Hipólito Altolaguirre, que viene manifestando que hay que poner fin a más de 30 años de gobiernos peronistas en la provincia: “Fue bastante gorila, ¿no?”, dijo lacónicamente.