Verna envió la ley para la expropiación de tierras

LA OBRA DE LOS DANESES

El gobernador Carlos Verna envió ayer a la Legislatura provincial un proyecto para la expropiación de los inmuebles donde se ejecutará la Obra de Regulación y Control de Inundaciones de la Región Noreste de La Pampa.
El proyecto de ley declara “de utilidad pública y sujetos a expropiación” los inmuebles comprendidos dentro de los lotes en la zona donde se ejecutará, de manera diferida, el plan de la “Obra de Regulación y Control de Inundaciones de la Región Noreste de La Pampa”, de conformidad con los informes técnicos, planos descriptivos y demás documentación que integra el Proyecto de la Obra.
En el Proyecto se explica que el detalle de las parcelas y las superficies que serán efectivamente afectadas por las obras, surgirán del Proyecto Ejecutivo. Este será confeccionado por la empresa que resulte adjudicataria en la Licitación Pública que efectuará la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas, que deberá ser comunicado a la Legislatura de La Pampa en tiempo y forma.
La expropiación de estos terrenos, en la zona denominada Bajo de Bárbulo, que se ubica entre las localidades de Villa Mirasol y Quemú Quemú, implica la reactivación de esta obra de mitigación de inundaciones diseñada por el Instituto Danés de Hidráulica -de allí que se la conoce como “obra de los daneses”-.
El proyecto avanzó y se concretó íntegramente en su primera etapa, de las tres que previó el IDH. La segunda etapa comenzó a ejecutarse años atrás pero no avanzó debido a los problemas suscitados con la expropiación de los terrenos a utilizar como almacenamiento de estos excedentes hídricos.
Tras años de abandono, el proyecto se reactivó este año en razón, precisamente, de otro ciclo muy húmedo que, al igual que a fines de los ’90, saturó las napas y provocó el anegamiento de miles de hectáreas en el norte pampeano.
El proyecto contempla una serie de canales de diversa magnitud que drenan el agua hacia las zonas más bajas de este sector de la provincia, que son las ubicadas entre Quemú Quemú y Villa Mirasol. A pocos kilómetros al norte de Quemú ya existe una obra de contención que genera un embalse en épocas de muchas lluvias. Esta nueva obra provocará un nuevo embalse en la zona.