Verna invitó a expertos de la ONU a La Pampa

EL GOBIERNO GESTIONA PARA QUE RELATORES DE NACIONES UNIDAS VEL EL PROBLEMA IN SITU

El gobernador recibió a la Asamblea por los Ríos Pampeanos. El secretario de Recursos Hídricos calificó de “inhumana” la suelta de agua sin aviso y reveló que el Atuel está ingresando con 17 metros cúbicos por segundo. Mañana se reunirán las provincias de las cuencas del Desaguadero.
El secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, afirmó ayer que “es momento de trabajar en conjunto” sobre la problemática del Atuel y otros ríos pampeanos y destacó que el plenario de comisiones realizado en la Legislatura es “una zona de debate” ante la necesidad de “discutir una política hídrica de Estado provincial que se viene desarrollando adelante, porque hay que fortificar las ideas de La Pampa”, tras participar del encuentro con los diputados, la Fundación Chadileuvú y la Asamblea por los Ríos Pampeanos.
Consultado por LA ARENA, el funcionario dijo que “la situación del Atuel depende del caudal entrante, y eso es lo que venimos discutiendo porque no puede ser que no sepamos qué cantidad de agua va a entrar en la provincia la semana que viene, dependemos de la conformación del comité de cuenca que gestione el agua, hasta para obtener información. Hoy estamos trabajando en el puesto de Delia Badal porque cuando desborde el Hucal va a ese puesto; ya fortificamos Algarrobo del Aguila y la defensa en puestos y caminos, solo tenemos el caso de Amaya que quedó incomunicado”.
“Mendoza viola el derecho humano de nuestros pobladores del oeste y además son inhumanos porque no avisan cuándo y de cuánto va a ser la suelta de agua que hacen por el cauce del Atuel”, insistió Schlegel ante los diputados de la comisiones de Ríos Interprovinciales, Asuntos Agrarios, Legislación Social, Hacienda y Ecología. Reveló que “a Mendoza se le llenan las presas, porque el Atuel desde hacía 6 años no llegaba a estos niveles y entonces evacuan cuando llegan a tope, usando a La Pampa como tierra de sacrificio para ese sobrante que nos ingresa a razón de 17 metros cúbicos por segundo”.
De todos modos, advirtió que pese a esta situación “donde lo único que podemos hacer es fortificar los puestos para que no se inunden, encontramos una declaración de un funcionario del Departamento de Irrigación mendocino que nos termina dando la razón, porque dice que ‘…al agua la soltamos por el cauce natural del Atuel y se va a La Pampa’, reconociendo así que el cauce del río llega a nuestra provincia, algo que nunca habían hecho”.

Reunión en Nación.
El secretario planteó, además, que “hoy podemos asegurar que La Pampa ya tiene una política hídrica de Estado, representada por ejemplo, por los botellazos en Buenos Aires frente a la casa de Mendoza y el Atuel Rock que se hace regularmente, que nos equipara un poco con el Departamento General de Irrigación que desde siempre tuvo Mendoza, cuyos funcionarios lo son por acuerdo de Cámara y cuenta con autonomía económica y de decisión, somos David contra Goliat, pero ya estamos obteniendo nuestros triunfos, como la reciente declaración de la ONU”.
Schlegel dijo que ahora se impone “no mostrar debilidad y estar más unidos que nunca tras esta causa” y además, de revelar que el gobernador Carlos Verna le envió notas a sus pares de la cuenca del Atuel, informándole de la resolución de Naciones Unidas a favor de La Pampa, manifestó que “estamos citados para el jueves para tener una reunión sobre el tema en Nación” y “estamos convencidos de la necesidad de conformar un comité de cuenca”.

“Excelentes avances”.
Integrantes de la Comisión de la Asamblea por los Ríos mostraron sus coincidencias con el gobierno provincial por los “excelentes avances” de las gestiones que en materia hídrica se vienen llevando a cabo. Luego de reunirse con el gobernador Carlos Verna y otros integrantes de su gabinete, celebraron que “se está revirtiendo el silencio que se tuvo durante muchos años sobre el tema y se trata de trabajar en conjunto para lograr lo que nos merecemos: nuestro derecho al agua”.
Estuvieron en el encuentro además el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, el asesor Juan Pablo Morisoli, el diputado Jorge Lezcano, y en representación de la Asamblea Raúl Hernández, Jorge Rojas, Lucas Borra, Julio Colombatto, Hugo Martina, Roberto Rodríguez, Pablo Ardovino y Néstor Lastiri.
Fue precisamente Lastiri quien elogió “una gestión muy decidida, que ha permitido la formación de un Comité de Cuenca en el Río V y una fuerte gestión para la formación de los Comités de Cuenca que son los organismos que permiten el manejo civilizado e institucional de las cuencas hídricas. Hablamos desde el uso energético, el riego, el turístico, que ahora aplica unilateralmente Mendoza. Hay que formar un Comité que tenga en cuenta los intereses de La Pampa y San Juan, en este caso, y que se contemple un caudal para que no se produzcan daños ambientales o ecológicos. Eso es lo que se está pidiendo”, remarcó.

“Más esperanza”.
El ex funcionario indicó que Mendoza sigue adelante con un proceso de “discriminación, negación del derecho y estigmatización de los pobladores pampeanos”. Pablo Ardovino resaltó que a partir de las acciones emprendidas por el gobernador “se está revirtiendo el silencio que se tuvo durante muchos años sobre el tema”.
Consideró “un aliciente importante” el pronunciamiento público que la ONU hizo reconociendo la legitimidad del reclamo pampeano porque “genera más esperanza” pero enfatizó que “lo más importante es que las organizaciones y los diferentes legisladores trabajen en conjunto con la mirada puesta en que vuelva el agua a La Pampa. Las miradas externas son importantes, pero tenemos que estar todos en una misma sintonía porque es la única manera de que se logren avances en el tema. Durante mucho tiempo pensamos en lo que hace Mendoza”, dijo, en relación con la postura de la vicegobernadora de esa provincia de reflotar acuerdos que nunca se cumplieron, algo por lo que advirtió “tenemos que estar concentrados en generar una estructura fuerte de la Provincia con respecto a las políticas hídricas. Mendoza tiene sus intereses, y lo que hace lo va a seguir haciendo. Tenemos que lograr que no se violen más los derechos humanos del derecho al agua de los pampeanos”, concluyó.

“El gobierno está gestionando”.
“El gobierno provincial está haciendo gestiones para invitar a los relatores de la ONU a La Pampa, para que vean in situ nuestro problema. Cuando alguien ve el río en Mendoza y luego ve lo que pasa en La Pampa, es muy notorio. Me gustaría también que los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, o por lo menos sus asesores, visiten el río”, dijo ayer Héctor Gómez, presidente de la Fundación Chadileuvú.
El dirigente dialogó con la televisión cooperativa en el programa La Parte y el Todo, que se emite todos los miércoles, a las 22, por el canal 2 de CPEtv. Gómez había anticipado la semana pasada a LA ARENA que la Fuchad tenía intención de acercarse a Léo Heller, el relator en Derecho del Agua de la ONU e Hilal Elver, experta en Derecho a la Alimentación, para que visitaran La Pampa, sin embargo, eran prudentes, dada la distancia que los especialistas buscan mantener con las partes en conflicto para no alentar suspicacias.

“Juega fuerte”.
Los directivos de la Fuchad fueron recibidos el jueves de la semana pasada por Verna en su despacho de Casa de Gobierno. “Hay una nueva tónica con el gobernador que, sin dudas, es muy sensible a todo lo que tenga que ver con los ríos. Ya lo demostró cuando fue gobernador antes, con el tema de la Villa Casa de Piedra, el tapón de Alonso y los sistemas de regadíos. Es una persona que juega decididamente y juega fuerte”, aseguró el presidente de la Fundación.
La entidad fue la que en 2013 llevó el caso del corte unilateral del río Atuel ante Naciones Unidas. “El reconocimiento a la Fundación me parece muy bien. El jueves que viene cumplimos 32 años y no somos los que estamos ahora sino gente que hace 32 años pensó que esta institución era necesaria, como Víctor Arriaga, Tito Torroba, Raulito D’Atri y Leopoldo Rómulo Casal, los fundadores, quienes lamentablemente ya no están. Quienes somos los dirigentes de hoy, lo que hacemos es expresar esa historia”, sostuvo.

Cambio.
Hace tres años, cuando la Fuchad llevó el reclamo pampeano a la ONU, la relatora era Catarina de Albuquerque, cuyos colaboradores aclararon a la delegación pampeana que cualquier pronunciamiento sería comunicado al Estado Argentino y no a la entidad, ni a la provincia de Mendoza.
Pasado el año 2014, la Relatoría pasó a manos del brasileño Léo Heller y las cosas cambiaron. “Nos enteramos del cambio de relatores a través de Juan Gasparini, un periodista argentino acreditado ante Naciones Unidas. Nos informó quién era el nuevo relator y yo pude hablar con él. Hace cosa de un mes, Collin Braun, un gringo que hablaba muy mal el español, se puso en contacto con nosotros para pedimos algunas precisiones y nos dijo que iban a hacer alguna comunicación, pero nunca esperamos que fuera un comunicado de prensa. Yo me enteré por los diarios”, dijo.
-La repercusión internacional a puesto mal a Mendoza.
-Esto es fantástico porque, además de darle un argumento muy claro a La Pampa, le dio visibilidad internacional al robo del río y esto es lo que molesta más a los mendocinos.
-¿Este pronunciamiento y el anterior de la Procuraduría General de la Nación marcan un cambio de mentalidad en los juristas?
-En los juristas hay un cambio de mentalidad, seguro. El quiebre se debe, en gran medida, a los cambios introducidos en la Constitución, en 1994, cuando aparecen los derechos ambientales y los derechos humanos. Esto nos pone en un lugar diferente. Y las situaciones injustas se ponen con una luz cruda, con un contraste enorme, y esto a los mendocinos los tiene muy mal porque partían desde el punto de vista que este era un tema juzgado.

“No es más una provincia hermana”
Integrantes de la Fuchad y la Asamblea por los Ríos estuvieron ayer, junto al Secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, en la Cámara de Diputados. Allí realizaron declaraciones ante los medios acreditados. Alberto Goldberg, de la Fundación Chadileuvú, fue contundente al afirmar que “a Mendoza con sus negativas a considerar siquiera la demanda de La Pampa durante siete décadas, ya no podemos considerarla una provincia hermana”. Y añadió: “A Mendoza hay que golpearla constantemente”.
“Lo que más les molesta a los mendocinos es que se sepa internacionalmente que se robaron un río”, dijo el presidente de la entidad, Héctor Gómez. “Ahora tenemos que aprovechar lo más que podamos el impacto mediático que esta declaración genera, porque eso fortalecerá la postura de La Pampa en el juicio”, agregó.
Néstor Lastiri, de la Asamblea por los Ríos y ex secretario de Recursos Hídricos de la provincia, dijo que La Pampa está mejor en el juicio que hoy le sigue a Mendoza que en el de 1987, cuando se hizo la primera demanda. “En aquel juicio todos los peritos que representaban a La Pampa eran externos, ninguno pampeano, en el de ahora nuestro perito es la Universidad Nacional de La Pampa; nuestra demanda ahora es por un caudal de 24, 5 metros por segundo y lo abordamos a partir de una cuantificación del daño ambiental que es tan grave que el gasto mayor de hacer un saneamiento al cauce sería erradicar los bosques de tamariscos que hay en el mismo; y finalmente en el juicio del ’87 no existían las legislaciones ambientales ni se hablaba de derechos humanos”, resumió.

Compartir