Verna y Altolaguirre firmaron acuerdo por obras en Santa Rosa

El gobernador Carlos Verna y el intendente Leandro Altolaguirre firmaron ayer un Convenio Marco de Cooperación y Financiación para las obras de renovación y rehabilitación del sistema de agua potable, desagües cloacales y pluviales y disposición de aguas de lluvia y freáticas de los barrios Butaló I, II, III, Vial y Jardín de Santa Rosa.
Los proyectos apuntan a la reparación y recuperación del sistema urbano de servicios públicos de provisión de agua y saneamiento urbano de Santa Rosa, la capital pampeana que actualmente se encuentra en emergencia sanitaria. La Provincia resolvió otorgar la asistencia financiera.
Por este acuerdo, la comuna deberá elaborar estudios y proyectos, diseño, pliegos de bases y condiciones, selección del contratista, ejecución e inspección de las obras por el sistema de administración por terceros, y la Provincia financiará las tareas, que demandarán 24 meses, por 120 millones de pesos.
El plazo de las obras podrá prorrogarse con el aval de la Casa de Gobierno, y el municipio se hará cargo de los actos administrativos y judiciales o extraoficiales necesarios para expropiaciones, constituir servidumbres y obtener permiso de paso y el pago de las indemnizaciones y los costos generados, al igual que el cumplimiento en seguridad e higiene.
Asimismo, se añadió en el acuerdo, será responsabilidad del municipio la obtención de los permisos locales necesarios para la ejecución de las obras, tales como, permisos ambientales, el correspondiente trámite de impacto ambiental, u otros que fueren requeridos por la jurisdicción local.
El municipio abonará con recursos propios los reclamos “por pagos de cualquier naturaleza de las contratistas y/o terceros”, en tanto que los organismos provinciales no pueden subrogarse en los derechos y obligaciones de la comuna en los contratos que ella suscriba. Por las obras, la Provincia queda “indemne” de cualquier responsabilidad o reclamo.

Certificación.
Cuando finalicen las obras, la municipalidad deberá acompañar con el último informe técnico, donde se acreditará que las obras se ejecutaron totalmente de conformidad y la Provincia podrá, sin necesidad de autorización, realizar auditorías que considere para ver la correcta ejecución de las obras.
Toda modificación a las obras deberá tener autorización de la Provincia como condición necesaria para su eventual financiación.
Las partes podrán rescindir el convenio, previa notificación fehaciente a la otra con una anticipación no menor a un mes y la rescisión no afectará el normal financiamiento de las obras que estuvieran con acuerdos particulares en ejecución, las que deberán ser concluidas de conformidad a lo estipulado en el presente y sus convenios particulares, salvo que medie acuerdo expreso en contrario de ambas partes.
Si existe alguna controversia en la interpretación, aplicación y/o ejecución del convenio, las partes intentarán resolverlo “en términos cordiales” y de no arribar a una solución satisfactoria para ambas, se someterán a la jurisdicción contencioso administrativa del Superior Tribunal de Justicia La Pampa, haciendo expresa renuncia al fuero federal.

Más de 5 millones de inversión
En el marco del acuerdo, el gobierno provincial se comprometió a financiar la ejecución de la obra de “recambio de cañerías de redes cloacales y de agua potable, conexiones domiciliarias, readecuación de bocas de registro y cámaras de inspección en los barrios Butaló I, II, III, Vial y Jardín.
Los proyectos en la primera etapa tienen un presupuesto de 5.826.154 pesos y un plazo de ejecución de 120 días, contados a partir de la firma del acta de replanteo. El municipio tendrá a cargo la ejecución, inspección y control de las obras, como así también la posterior operación y mantenimiento conforme al ordenamiento jurídico aplicable.