Vialidad aconsejó no asfaltar

DIPUTADOS HABIA PEDIDO PAVIMENTAR UN TRAMO DE LA RUTA 10

Juan José Reyes – La obra tenía un precio estimado en $700 millones, una suma que excede el presupuesto del organismo vial provincial. Etchichury cursó una nota a Verna en la que desaconsejó la obra por su alto costo.
Jorge Etchichury, titular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), comunicó al gobierno que no podrá pavimentar la Ruta Provincial 10, que une Algarrobo del Aguila y La Humada, por falta de dinero. El 14 de junio los legisladores dictaminaron en despacho de comisión pedirle al Ejecutivo la factibilidad de la obra (se unificaron 2 proyectos) y fue votado afirmativamente en forma unánime.
Vialidad le comunicó el viernes al Gobierno que si bien “no cuenta con un estudio de factibilidad económica del tramo, por el volumen de transito existente, no se justifica gastar 700 millones de pesos”, cifra a la que no llega el presupuesto del organismo vial. El panorama solo se revertiría si el PEP inyecta fondos, cuestión muy dificultosa, por la coyuntura económica de las finanzas pampeanas.
El proyecto que apoyaron en forma unánime los diputados unificaba dos iniciativas. La propuesta consistía en la construcción de una rotonda en la intersección de las rutas provinciales 7 y 10 y la reparación de la 10 en el tramo comprendido entre la Ruta Nacional 35 y la Provincial 1.
Uno de los proyectos, el del PRO-Cambiemos, que lleva las firmas de Maximiliano Aliaga, Adriana Leher y Josefina Díaz, exhortaba repavimentar y señalizar el tramo de Ruta 10. El otro, perteneciente al Frepam, con las firmas de Fernando Perelló, Martín Berhongaray y Ricardo Consiglio, solicitaba la construcción de una rotonda en la intersección de ambas rutas provinciales.

Obra clave.
La urgente necesidad de que entre ambos pueblos se facilite la travesía del tramo que los une, es estratégica para el oeste pampeano. El camino en cuestión es de ripio, casi inviable para vehículos de bajo porte y con un alto costo de mantenimiento. “Ello representa un grave problema, no sólo para la localidad de La Humada, sino también para el Paraje Chos Malal, ya que para la atención primaria de la salud, la única localidad que cuenta con médico es Algarrobo del Aguila, por tanto es primordial, solucionar el inconveniente para así garantizar las condiciones óptimas de comunicación e interrelación de los pueblos próximos”, explicaba el proyecto.
Otro tramo de los fundamentos daba cuenta de la vital importancia para dar impulso al proyecto Corredor Bioceánico Paso Pehuenche, que une los puertos de Bahía Blanca y Constitución (Chile). “Esa mega obra dará crecimiento a ambas poblaciones, generando condiciones de bienestar para los pampeanos propiciando la mejora en la calidad de vida”, explicaban los legisladores.
Los diputados citaron al propio Verna para fundamentar la propuesta. Recordaron que en un acto en Santa Isabel, publicado en LA ARENA el 17 de este mes, con la frase: “Los vecinos del oeste, saben que siempre estuvieron cerca de nuestro corazón. Queremos que haya comunicación directa entre ustedes y nosotros”. En esa razón se sustentó el pedido urgente de darle solución.

Crisis inédita.
Al unificarse los proyectos, la Comisión había solicitado no solo la reparación de la Ruta 10, en el tramo comprendido entre la Ruta 35 y la Provincial 1, en una extensión aproximada de 70 kilómetros. También pidieron incluir en la licitación la repavimentación de los accesos a las localidades de Colonia Barón y Mauricio Mayer, junto a la construcción de las respectivas dársenas de ingreso. Asimismo prever la construcción de una rotonda en la intersección de las rutas 10 y 7, con su respectiva señalización e iluminación.
El 14 de junio, ambos proyectos fueron unificados y votados en forma unánime. Lo insólito es que, una vez que todos estuvieron de acuerdo para una obra esencial, la menguada situación económica imperante no desaconsejó su ejecución.
Aquí en La Pampa, por la baja recaudación tributaria y no tributaria; un goteo de fondos de Nación (coparticipación y asignaciones específicas) que apenas cubre las necesidades elementales y muy por debajo del índice inflacionario, y, fundamentalmente, por la tardía devolución de las deudas anteriores del Gobierno Nacional junto al tan mentado arreglo por el 15% de las Cajas Jubilatorias, ya acordado, pero con fondos que aún no han aparecido y en cuotas.
Al parecer sería irreversible la posición de la DPV y del Ministerio de Obras y Servicios Públicos y, por ende, del propio gobernador, de no invertir los más de 700 millones de pesos mencionados.

Compartir