Vidal dijo que el agua debe escurrir por su “pendiente natural”

INUNDACIONES

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal afirmó que los distritos ubicados aguas abajo deberán resignar los campos para recibir el exceso de agua, durante la reunión que mantuvo con el intendente de General Villegas, Eduardo Campana, preocupado por el recurso hídrico que afecta al distrito. De este modo, Vidal avaló la postura pampeana sobre la “pendiente natural” que deben seguir las aguas, en referencia a la zona del Meridiano V, en la que precisamente se registraron inconvenientes con algunas alcantarillas tapadas que evitaban el escurrimiento.
El partido de General Villegas está afectado por el agua desde hace meses y recientemente la situación se complicó con el ingreso de agua proveniente de la provincia de Córdoba -como también perjudicó a La Pampa-, lo que obligó al corte y alcantarillado de varias rutas nacionales para que drene el agua.
En aquel encuentro, la gobernadora de Cambiemos afirmó que los municipios de aguas abajo deberán recibir el agua, preparándose para el “escurrimiento natural”, dejando entrever una postura firme para las obras que estima se realizarán para sacar el agua del distrito.
Según informaron medios de la provincia de Buenos Aires, en estas horas se llevará a cabo una reunión de representantes de General Villegas con integrantes del comité de cuenca del río Salado. En las reuniones, se determinará la forma en la que recibirán el agua los distritos ubicados aguas abajo.