“Voto no positivo”

PARA MARITA

Algunas declaraciones de Carlos Javier Mac Allister a LA ARENA la semana anterior habrían resultado “la excusa perfecta” para que los diputados radicales -al menos la mayoría, encabezados por el jefe del bloque, Ricardo Consiglio- decidieran el “voto no positivo” para Marita. El secretario de Deportes de la Nación, había defendido a su hermana para que sea ella la elegida para ser la presidente del Tribunal de Cuentas, y concretamente señaló que si no resultaba favorecida, pese a que tiene el mejor puntaje, “sería la muestra más clara de la corrupción y las miserias humanas que hay en la política”.
Los nombres propuestos por el gobernador surgieron de una terna que pasó por el mecanismo legal, y la evaluación en el Consejo de la Magistratura. En esta instancia sólo puede ser designado un contador para la presidencia del tribunal, porque el mandatario ya nominó para la vocalía del organismo al abogado José Carlos Moslares. Precisamente éste, actualmente secretario del TdeC, deberá asistir durante la próxima semana a la comisión de Peticiones y Acuerdos de Diputados a exponer sobre su pliego.
El Tribunal de Cuentas es un organismo clave dentro del Estado que tiene como objetivo fiscalizar la percepción e inversión de las rentas públicas provinciales y las cuentas de las instituciones privadas que reciban subsidios del gobierno provincial, referidas a la inversión de los mismos. Debe intervenir en el control previo y en el último juzgamiento de las rendiciones de cuentas, de las operaciones financiero-patrimoniales de los poderes estatales, organismos autárquicos y descentralizados para verificar la legitimidad de los trámites.

Compartir