Vuelco en camino vecinal

El vuelco se originó por la rotura del tren delantero de la pick up. Todos los ocupantes fueron trasladados al Lucio Molas pero están fuera de peligro. En otro hecho vial, una muchacha perdió varias piezas dentarias por no llevar puesto el casco.
Cinco personas resultaron con heridas de diferente consideración luego de que la camioneta en la que viajaban volcara ayer a las 17.30 en un camino vecinal al noroeste de Santa Rosa, uno de los senderos que lleva a la Estancia Villaverde. La pick up es una Ford F100 -dominio WFJ 618- que había salido minutos antes de un establecimiento agropecuario llamado “El Mirador”.
Los ocupantes del vehículo son cuatro mayores de edad -dos hombres y dos mujeres- y un niño de unos dos años. El conductor del vehículo, quien según la policía tiene 53 años y es el encargado de “El Mirador”, resultó con un corte profundo en uno de sus brazos que le generó una gran pérdida de sangre. “El hombre dijo que iban camino a la Terminal de Santa Rosa porque su mujer iba a tomarse un colectivo”, dijo un efectivo que asistió en las tareas de rescate.
“Las cinco personas fueron trasladadas por el Servicio de Emergencias Médicas al Hospital Lucio Molas. Tenían golpes leves. El que se llevó la peor parte fue el conductor. Sin embargo todos estaban conscientes y su estado de salud no parecía revestir gravedad. Podría haber sido peor”, dijo un oficial del Area de Seguridad Rural que asistió a los heridos.
Según fuentes de la Oficina de Accidentología, el siniestro se produjo por la avería del tren delantero de la Ford. “El hombre que maniobraba la Ford nos informó que se le rompió la rótula de la rueda delantera derecha y que la camioneta se le fue de las manos. Posteriormente la pick up se salió de la huella, mordió el borde de un barranco y dio medio tumbo hasta quedar volcada lateralmente sobre su lado”, agregó un oficial de Seguridad Rural.
En el operativo de rescate estuvo involucrado personal del SEM, del Area de Seguridad Rural y de la Oficina de Accidentología.

Dientes.
Por otra parte, 20 minutos después del vuelco camino a la Estancia Villaverde, una pareja de jóvenes se accidentó en la rotonda del avión, en la intersección de Santiago Marzo y Spinetto. Por motivos que se están investigando, el conductor de la moto -una Corven 200, dominio KKR 548- perdió el control del rodado y tanto él cómo su compañera cayeron a la cinta asfáltica.
“La verdad es que cuando llegamos para asistirlos, no podían ni hablar. Además del shock, El estaba alcoholizado o había consumido alguna otra sustancia. Ella estaba muy golpeada en la cara y había perdido varias piezas dentarias”, dijo una fuente policial. La pareja fue trasladada al Lucio Molas donde se le practicaron curaciones y estudios para descartar lesiones internas. Ninguno de los dos llevaba casco al momento del derrape. Cuando los efectivos de Accidentología hicieron las pericias del siniestro, encontraron varios dientes que se le desprendieron a la muchacha.