Vuelven las bolsas de polietileno

A menos de un mes, el 2 de mayo, de implementarse la ordenanza con esa limitante para los comercios, comenzó a notarse en la ciudad que no se conseguía el objetivo que se perseguía y comenzaron a proliferar bolsas de consorcio del mismo material objetado o los residuos depositados en las veredas en cajas y la diseminación de la basura por las arterias.
El martes por la noche fue presentado el proyecto que firman los ediles del Frepam, de la UCR y Mariela Cabreros, del PJ. La intención de sus autores es que se trate hoy en el recinto.
“El problema no es la bolsa, sino qué se quiere hacer con los residuos”, planteó el concejal Marcos Cuelle.
En el articulado del proyecto, se expresa que para lograr el horizonte de “basura cero” deben revisarse los hábitos de consumo y estilos de vida, e implementar alternativas que tiendan a disminuir la generación de residuos.
También se resalta que la ordenanza que se pretende derogar, la 4688 sancionada en 2012 y puesta en vigencia a comienzos de este mes, introdujo un “efecto negativo” en cuanto al costo-beneficio ambiental, generando “la desconfianza de los vecinos sobre la voluntad y eficacia de la política ambiental de Santa Rosa”.

Schiel.
También desde la oposición se elaboró un proyecto de comunicación solicitando la asistencia del subdirector de Residuos Urbanos, Nicolás Schiel, ante la Comisión de Medio Ambiente para precisar las acciones municipales en materia de basura y con las pruebas documentales de las mismas.
Los concejales no oficialistas remarcaron que el lunes pasado, cuando Schiel informó a la misma comisión, dio cifras que no se ajustan con la realidad, como que la casi totalidad de las 100 toneladas de residuos diarios pasaran por la planta de reciclado.
“Eso no es cierto, por los recorridos que hacen los camiones recolectores, ajustados al GPS, más de la mitad llevan la basura para que sea enterrado en el relleno sanitario”, indicó Cuelle.