“Ya no tendremos que emigrar”

PEDRO CORIA EXPUSO COMO "AMIGO DEL TRIBUNAL"

Pedro Coria expuso en la Corte Suprema en su condición de presidente del Consejo de Lonkos de la Nación Rankulche de la provincia de La Pampa. Expuso como “amigo del Tribunal” sobre el daño que ha provocado a este pueblo la provincia de Mendoza con el corte del Río Atuel
Coria recordó en primer término los tratados de la corona española primero, y el Estado argentino después, que reconocieron la preexistencia de su pueblo. Detalló luego las consecuencias sociales, culturales y productivas que el corte del río provocó al pueblo ranquel, las que comparó con un segundo genocidio, luego de la mal llamada Conquista del Desierto.
Por último enumeró las consecuencias más significativas de esta tragedia: Pérdida de identidad cultural; pérdida de nuestros valores y principios esenciales; desintegración social e institucional; pérdida de nuestra cultura y religión; pérdida de los humedales; el agua que llega está contaminada; la falta de información y por lo tanto la imposibilidad de prevenir; el medio ambiente – la Cosmovisión; la migración o éxodo y el sufrimiento padecido por el Pueblo/Nación Rankulche.
“Si esta Corte Suprema reconoce el planteo de la Provincia de La Pampa, de la cual formamos parte como pueblo originario pre-existente, al verse mejorado el ecosistema y con ello las tierras, se avizorará la mejora en la calidad de vida de nuestro pueblo, pues a través de ello se estaría restituyendo nuestro derecho a vivir en un ambiente sano y devolver a nuestra madre tierra lo que le han quitado, que es el río y el agua que por él corría naturalmente”,
Una de las primeras consecuencias será que, al reconstituirse el ecosistema, los ranqueles ya no tendrán que emigrar de los lugares que han ocupado durante milenios.