“Ya no tienen argumentos”

MORALEJO HABLA DE INMINENTE LEVANTAMIENTO DE BARRERA

“Este es el nuevo discurso que está teniendo Río Negro al haber demostrado La Pampa que el riesgo de llegar con aftosa al sur del Colorado es insignificante, algo demostrado por trabajos técnicos realizados por el Senasa”. Así definió el ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, a las declaraciones del gobernador de Río Negro, quien pidió tiempo para que la producción porcina de su provincia creciera.
“Ya no tenían argumentos ante todas las pruebas que se habían presentado. Entonces ahora lo que nos están pidiendo es esperar que Estados Unidos nos habilite, luego les demos 4 ó 5 meses y después comencemos a hablar. Parece que esta aprobación de Estados Unidos está muy cerca, será en noviembre o diciembre. Por este motivo, se ha mutado el argumento y nos piden un tiempo para desarrollarse”, explicó.
Moralejo hizo declaraciones en CPEtv donde ayer grabó su participación en el programa La Parte y el Todo, que se emite esta noche, a partir de las 22, en el canal 2 del cable cooperativo. Allí sostuvo que La Pampa no quiere perjudicar a ningún productor rionegrino y que la provincia vecina debería explotar sus condiciones sanitarias, reconocidas internacionalmente, para exportar a los países que requieren el status de región libre de aftosa sin vacunación y para exportar ganado en pie para algunas zonas, fundamentalmente del norte de Rusia, que quieren poblar sus territorios.
“Esto es lo que debe hacerse y para hacer ese análisis deben sentarse La Pampa y las provincias ubicadas al sur del río Colorado para analizar una matriz de producción y comercialización de su ganado. “Estoy convencido que el mercado al sur del Colorado no va a crecer mientras se la proteja para venderla únicamente al sector interno, porque es muy difícil competir en una ganadería que debe hacerse sin invernada, en condiciones bajo riego, sobre una ganadería de secano, por lo cual las posibilidades de crecimiento no las veo lo suficientemente importantes”, manifestó.
-¿Cómo se explica que no se permita el ingreso de carne de cerdo cuando es un animal libre de aftosa?
-En el caso del cerdo me dicen que, desde el punto de vista técnico sanitario, tenemos razón pero que hay una insistencia por parte de Río Negro de no dejar entrar la producción porcina y lanar que son libres de aftosa. (…) Es absurdo que no podamos llegar con carne de cerdo sin hueso a la Patagonia y que esa población se abastezca con cerdo importado desde Dinamarca. La Patagonia, al sur del Colorado, consume cerdo dinamarqués en lugar de cerdos de Argentina.

Otro decomiso de costillares
El Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria decomisó 83 costillares de carne bovina con hueso, que eran transportados desde Coronel Pringles, ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires, a Bariloche.
El procedimiento se llevó a cabo el último sábado por la noche en el puesto de control ubicado en Casa de Piedra. Durante la inspección de un transporte de cargas generales, conducido por un residente de la localidad de Bariloche, agentes del Senasa descubrieron la mercadería oculta entre caños de PVC, rollos aislantes de lana de vidrio y otros materiales.
Los costillares bovinos eran transportados sin ningún tipo de documentación sanitaria ni condiciones de inocuidad y acondicionamiento necesarios. Al informar del caso, el Senasa recordó además que “esta mercadería tiene prohibido el ingreso a la región”.
Luego de labrar el acta, los agentes decomisaron y destruyeron los costillares cumpliendo la normativa vigente: Resolución Senasa 38/12, Decreto Nº 4238/68 cap. 27 y 28 y las resoluciones Senasa 58/01 y 82/13.
En el comunicado de prensa, el organismo nacional puntualizó que “acciones de este tipo no solo ponen en riesgo el estatus zoosanitario sino la salud pública de los habitantes de la región patagónica”. De este modo el Senasa omitió una vez más, tal como ya lo ha denunciado el gobierno de La Pampa, que nuestra provincia también forma parte de la Patagonia.

Compartir