Ya son cinco las bombas que sacan agua de la laguna

LA "PALANGANA" QUE AMENAZA LA CIUDAD BAJA TRES CENTIMETROS POR DIA

La laguna Don Tomás está bajando su nivel a razón de tres centímetros diarios informó ayer el director de Gobierno, Relaciones Institucionales y Comisiones Vecinales, Fernando Pina.
“Por suerte los bombeos y el clima acompañan, la situación es alentadora. En los últimos dos días veníamos con un promedio de 3 centímetros diarios, eso sumado a que el clima nos ha ayudado y que a las bombas que mandan el agua al Bajo de Giuliani se sumaron dos que se instalaron en la zona de la Cruz para sacar agua del cuenco principal hacia el norte”, explicó.
Justamente, desde el cuenco norte, otras dos bombas sacan la misma cantidad de agua y la envían a otro cuenco ubicado a la altura de la calle Maldonado. El trasvase de agua del cuenco principal al norte había estado suspendido porque este último ya no tenía más capacidad. A mediados de la semana pasada, luego de reforzar los terraplenes, la comuna comenzó a sacar agua del espejo norte para enviarla a otro ubicado más arriba, a la altura de la calle Maldonado.
Allí se colocó una bomba con capacidad de transportar 400 mil litros por hora, junto a una arrocera. En simultáneo fue colocada una primera bomba arrocera desde el principal hacia el Norte, a la cual se le agregó una segunda el viernes pasado. Con ese sistema a pleno, más el trabajo de la bomba traída de Vaca Muerta y las dos eléctricas que transportan agua al Bajo de Giuliani, los días sábado y domingo se constató un descenso del nivel que alcanzó los seis centímetros.

Una sola parada.
Pina explicó que la bomba principal, la traída desde Vaca Muerta, solo fue detenida en una oportunidad, pero no para mantenimiento sino porque se detectó que estaba absorbiendo basura. “La idea es que trabaje de corrido, con el correspondiente abastecimiento de combustible”, afirmó.
La máquina está programada para recibir un mantenimiento (cambio de aceite y filtros) cada 250 horas, el cual puede aplazarse hasta 500 horas como máximo, luego de lo cual debe ser detenida para realizar el service, algo que aún no ha ocurrido.
En una recorrida realizada por la tarde de la víspera, Pina aseguró que el desborde de la laguna todavía afecta la calle Bertón (a la altura del faro), que está anegada con agua que todavía pasa por encima de la calle Alfonsín. “Ahí es el punto más bajo”, sostuvo el funcionario.

Barrios.
En paralelo al bombeo, el municipio estuvo sacando agua de las calles en los barrios El Faro y Las Camelias, donde se hicieron terraplenes para cercar el agua y luego extraerla. El líquido fue cargado en los tanques cisternas de camiones regadores y atmosféricos que luego debían regar las calles, en el caso de los primeros, y descargar el agua en los piletones de saneamiento, los segundos.
Ayer, llamó la atención de vecinos de la zona sur de la ciudad la presencia de dos camiones cisterna que se estacionaban a la vera del canal sur y arrojaban su carga en ese lugar. Pina aseguró que ningún camión afectado al desagote de los barrios afectados tenían orden de descargar allí.
En el barrio Almafuerte todavía permanece cerrada la alcantarilla por la cual escurre el agua en dirección a la laguna. Desde el municipio estimaron que la clausura deberá mantenerse al menos por diez días más, caso contrario, el agua se volvería al barrio y anegaría calles y veredas. En el lugar hay una bomba arrocera lista para bombear el agua que se junte en la zona en caso de lluvias.

Corte en la Perón.
La comuna informó anoche que hoy, de 9 a 12, con motivo de la realización de obras de mantenimiento del sistema cloacal, se desarrollará una interrupción provisoria al tránsito vehicular sobre la calzada principal de la Avenida Perón, en su mano con dirección Santa Rosa. Mientras dure la ejecución de los trabajos, el tránsito vehicular será desviado hacia la calle colectora, por lo que se solicitó a los conductores circular con precaución y respetar las señales indicativas de desvío.