Laura cumplió 100 años y no usa anteojos

De pronto la tarde se iluminó ayer de una manera especial en el Asilo de Ancianos de Santa Rosa. Por un rato todo fue música, risas, alegría… Las 28 personas que se albergan en el lugar, acompañados por directivos de la entidad, personal que trabaja allí, músicos y bailarines armaron una fiesta para festejar el centenario de doña Laura Gérez.
En 1918 gobernaba el país -primera presidencia- don Hipólito Yrigoyen, Carlos Gardel alimentaba su fama de cantor de los 100 barrios porteños, y era también el año de la Reforma Universitaria.
En medio de esos acontecimientos, el 15 de agosto de 1918 nacía en Corrientes capital, Laura Gérez.
Por eso precisamente ayer festejó junto a un numeroso grupo de personas sus 100 años de vida. Dichosamente lúcida, con un estado que envidiarían personas con muchos menos años vividos que ella, Laura asistió con una permanente sonrisa a las muestras de afecto que le destinaban.
La sala más amplia del Asilo fue el escenario para que -sentada a la mesa principal-, la homenajeada observara todo con una sonrisa, ante la atenta mirada de su único hijo, Jorge Sena.

De Corrientes capital.
“Ella es nacida en Corrientes, creemos que hace 100 años, porque es lo que dice el acta, pero hay que tener en cuenta que en esos tiempos a veces las inscripciones de los recién nacidos solían realizarse mucho después de producirse el parto… y más si tenemos en cuenta que ella vivió sus primeros años en el campo, junto a sus familiares”, dice el hombre, quien calcula que “podría ser” que la mamá tenga aún cuatro o cinco años más que los que figuran en su documento.
José cuenta que después de separarse de su papá -se llamaba Nieves Sena-, fueron a vivir a Buenos Aires, hasta que él llegó a General Pico como gerente de la planta de Coca Cola. “Cuando vivía en Olivos mamá era de ir a las peñas, porque le gustaba mucho bailar… así que hacía folklore, pero también bailaba tango con las orquestas típicas de D’Arienzo, Di Sarli, y todos los grandes de otras épocas”.
Laura tiene hoy tres nietos -que no viven en la ciudad-, y también 4 bisnietos, el mayor de los cuales tiene 19 años.
Lo bueno es que la cumpleañera luce feliz, y que “salvo una insuficiencia renal” que la complicó un poquito hace algunos días, “está perfectamente… no tiene problemas de Parkison, ni de Alzheimer, ni nada por suerte”, dice su hijo.

¿Anteojos, para qué?
Es más, agrega que “además escucha bárbaro y no precisa anteojos para nada”.
Hace cinco meses llegó al Asilo, y allí realmente “la pasa muy bien. Estamos muy contentos que esté aquí, porque la atención es espectacular, tiene enfermera a disposición las 24 horas… mejor no puede estar”, refiere José.
Cabe recordar que la actual presidencia de la asociación que tiene a su cargo el asilo es encabezada por María Esther De León, con Sandra Copes en calidad de vice.
Ayer, además de la tradicional torta de cumpleaños, estuvieron las payamédicas amenizando la reunión, y hubo además un espectáculo musical por parte del Coro y el cuerpo de baile del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, que conduce el reconocido artista Tomás Vázquez, quien también estuvo presente en la celebración.