“A mi hija hoy la tengo en un cajón”

LA FAMILIA DE LA NIÑA ATROPELLADA EN VICTORICA PIDE JUSTICIA

“Nosotros queremos pedir justicia por mi hija, que hoy la tengo en un cajón y sus asesinos siguen como si nada, viviendo la vida”, alcanzó a decir Noelia Pozzo antes de quebrarse emocionalmente. La mamá de Franchesca, la niña de 2 años que fue atropellada por un motociclista en Victorica, mostró este miércoles todo su dolor al tiempo que pidió un avance judicial en la causa contra los dos menores responsables del lamentable hecho.
Noelia y otros familiares de la niña ofrecieron ayer por la mañana una conferencia de prensa en la sede de Estrellas Amarillas, en Santa Rosa. Allí estuvo la referente de la ONG, Silvia González, para acompañar el duro momento de la familia.
“A Franchesca la atropelló una moto y los que manejaban se dieron a la fuga. En ese momento veo a Francesca en el piso, veo la moto, entro en una desesperación y les grito, pidiéndoles que frenaran la moto, que me habían matado a la nena y ellos seguían acelerando, hasta llegar a la esquina, donde había un badén y tenían que frenar sí o sí. Se dieron vuelta y me ven corriéndolos de atrás. El de adelante se ríe, dobló la esquina y siguió”, explicó Noelia.
“Llegué a la esquina y frenó una camioneta. Le pedí que los siguiera, que me habían matado a la nena”, agregó la madre sin poder contener las lágrimas.
Franchesca, de dos años y nueve meses, fue atropellada el domingo 25 de noviembre en la calle 26, de Victorica. Luego de agonizar durante un día en el hospital Lucio Molas, finalmente falleció. Su familia decidió la donación de los órganos y en el nosocomio se hizo una ablación múltiple.
La moto, al momento del siniestro vial. estaba al mando de un adolescente de 16 años que no tenía habilitación para manejar. Y de acompañante iba otro chico, de 14 años, que es hijo de una inspectora de Tránsito municipal.
La familia apuntó contra esa autoridad municipal y contra el jefe comunal Hugo Kenny. “El que iba atrás, la madre es inspectora de Tránsito y ahora no se encuentra trabajando. Además, el intendente nunca dio la cara, no me dio el pésame, ni nada”, lamentó Noelia.

Menores.
Su hermano, Emanuel Pozo, también apuntó contra las autoridades. “Queremos que haya justicia y confiamos en ella. Lamentamos que la inspectora se riera, junto con su hijo, cuando le hicieron el allanamiento en la casa. Como saben ellos escondieron la moto y la policía, en un pueblo de cuatro manzanas, tardó casi 24 horas en encontrar a los culpables. La verdad es que hay mucha bronca y tristeza en la familia”, resaltó el joven.
Pozzo agregó que “nadie sale a matar en una moto, pero los padres tienen que tener más responsabilidad”. Y aseguró: “no vamos a parar hasta tener justicia, no vamos a descansar ni un día hasta que los responsables paguen como corresponde”.
Respecto al avance de la causa, Noelia afirmó: “Hay que esperar las pericias que todavía no están. Son menores para ir a prisión, pero no son menores para salir al boliche, no son menores para votar o andar arriba de una moto haciendo picadas. Son menores por haber matado a mi hija de dos años y habérmela arrancado de la vida, para eso sí son menores y van a seguir viviendo”.

Cinco Estrellas.
Silvia González, en tanto, contó a LA ARENA que el 24 de enero un grupo de integrantes de la ONG viajará por distintas ciudades patagónicas para pintar estrellas amarillas, dos de ellas por pampeanos que fallecieron en distintos siniestros viales.
“Vamos a ir a Esquel, a El Bolsón, a Viedma, a Trelew y a Choele Choel. Vamos a hacer unas movidas con música y a pintar las estrellas. Hay dos que son de pampeanos”, expresó González.