A un año de la “Tragedia del Delta”, un informe explica lo qué pasó

“Hoy es un día distinto. Se fue lo más hermoso que la vida te puede dar. Un hijo. Justo hoy, en mi cumpleaños, te fuiste a volar muy alto. Hijo mio te amo. Dejaste muy marcado mi corazón. Te amo gordo. Te amo. Que pase pronto mi cumple”.

El mensaje, difundido en Facebook, corresponde a Luis Ronzano, el instructor de golf del Jockey Club Golf de Santa Rosa, que perdió a su hijo Matías hace un año en la llamada “Tragedia del Delta”. Matías justamente era el piloto de la aeronave.

Se cumplió este martes un año de aquella tragedia que enlutó a todo un país y a La Pampa ya que Luis es muy conocido en esta provincia.

QUE PASO.

El avión llevaba tres personas a bordo: el piloto Matías Ronzano, su copiloto Facundo Vega y Matías Aristi: hijo del propietario de la empresa propietaria del avión.

Partió el 24 de julio del 2017 del aeropuerto de San Fernando con destino a Formosa.

Y desapareció de los radares minutos después de despegar y fue buscada por personal de las fuerzas de seguridad en una amplia zona del Delta.

Fue un mes de misterio sin saber dónde estaba el avión y cuál fue su destino.

Hallaron los restos el 19 de agosto en la confluencia de los ríos Barca Grande y Paraná Guazú.

Ahora, se difundió un informe de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil que dio el resultado de la investigación sobre el accidente el que titula “pérdida de control en vuelo”.

Conclusiones:

*”Los restos de la aeronave y los daños observados en el follaje en el lugar del accidente sugieren que impactó contra el terreno con el ala izquierda con un ángulo aproximado de 80 grados de inclinación lateral y a gran velocidad. La fuerza del impacto, producto de la elevada energía cinética, provocaron la destrucción total de la aeronave”.

*”La dispersión de restos de la aeronave abarcó un radio aproximado de 50 metros”.

*”El motor, la caja reductora y el cubo de hélice del lado derecho fueron hallados a tres metros de profundidad mientras que el motor izquierdo, su caja reductora, y cubo de hélice fueron hallados a cinco metros de profundidad”.

El informe además señala distintos factores que operaron en simultáneo para llegar al accidente:

*”El piloto contaba con pocas horas de vuelo instrumental en el marco de un clima de capas nubosas y de un mal funcionamiento del transponder, es decir el dispositivo que transmite la señal del avión. En un contexto donde los radares principales no detectaron a la aeronave hubo confusión en los diálogos entre el piloto y los operadores”.

*”Esto llevó a una situación de operación compleja por la simultaneidad de las tareas en la cabina del piloto que llevaron a esa pérdida de control en vuelo y en un avión difícil que posee un historial de 4.2 acciones por año a nivel mundial desde finales de los años setenta”.