miércoles, 20 noviembre 2019
Inicio La Pampa Abandonan bidones con agroquímicos en Alvear

Abandonan bidones con agroquímicos en Alvear

TENIAN ALMACENADOS EL HERBICIDA 2.4-D

La denuncia que realizó un grupo de vecinos de Miguel Riglos tuvo ahora su eco en Intendente Alvear, donde residentes de la localidad denunciaron la presencia de bidones cargados con agroquímicos. El gobierno provincial tomó intervención en el caso y confirmaron que los envases contenían el peligroso herbicida 2.4-D.
El caso se conoció luego del informe que publicó LA ARENA la semana pasada respecto a lo sucedido en Miguel Riglos y que derivó en la renuncia del director de Agricultura de la provincia, Carlos Ferrero.
En el caso de Alvear, una comisión de funcionarios encabezada por el subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, tomó intervención directa, según informó prensa oficial.
La intervención «fue a raíz de la denuncia efectuada el sábado pasado por vecinos que indicaban la presencia de bidones cargados de agroquímicos abandonados en un sector de la localidad. Tomaron los números de los bidones e investigan quién es el responsable».
Benini, junto a la directora de Agricultura, Natalia Ovando, y referentes de varias áreas del Ministerio de la Producción, de Medio Ambiente y de Salud Pública llegaron alertados por el asesor fitosanitario de la Municipalidad de Intendente Alvear, poco después que se tomara conocimiento de la denuncia de vecinos que detectaron el abandono de bidones cerrados y cargados con productos agroquímicos.
«El funcionario municipal no solo confirmó el carácter positivo de la denuncia, sino que además pudo corroborar que gran parte de los productos almacenados eran del herbicida 2.4-D en su formulación éter butírico el cual a partir del 10 de agosto pasado, la Dirección de Agricultura del Ministerio de la Producción, prohibió su comercialización y utilización por tratarse de un producto de alta volatilidad, que se gasifica muy fácilmente y trae problemas en los arbolados urbanos, como también cultivos sensibles», resaltó el informe.

Prohibido.
La Dirección de Agricultura, como órgano de aplicación, había informado en mayo último la puesta en vigencia de la Disposición Nº 18/19, que prohíbe la comercialización, aplicación y almacenamiento en todo el territorio provincial del herbicida 2.4D en su formulación éter butílico e isobutílico.
La decisión fue tomada por la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (Coprosave), que además regula el uso del 2.4D en su formulación ácida al 30%, desde el 1 de octubre al 31 de marzo de cada año, se informó.
La medida fue publicada en el Boletín Oficial el 10 de mayo y entró en vigencia tres meses después, con lo cual a partir del 10 de agosto, quedó prohibido el uso de este producto.
Benini confirmó que el sábado último, apenas conocida la novedad en Intendente Alvear, se ordenó el inmediato retiro de todos los envases y el depósito de los mismos en un espacio comercial habilitado el cual, con su recepción, se constituyó como depositario legal de los productos.

Protocolo.
Los funcionarios provinciales viajaron el lunes a Intendente Alvear para continuar con el protocolo administrativo que «incluyó la confección de un acta donde se describe el número de lote de los productos hallados que permitiría, prima facie, detectar al responsable del abandono de los líquidos nocivos hallados».
La totalidad de las diligencias se realizaron en forma conjunta con agentes de la departamental policial local y, finalmente, se definió el lugar de resguardo momentáneo de los bidones hasta tanto se determine el espacio definitivo.
«Las actuaciones realizadas en forma preliminar activarán las investigaciones pertinentes para determinar quién es, o son, los responsables de este acto ilegal. Se actuó con celeridad y hay que rescatar la actitud del Municipio alvearense que rápidamente comenzó a ocuparse del tema. De esta manera queda clara la participación e intervención del asesor fitosanitario del Municipio que, junto con nuestra participación posterior, permitió el retiro inmediato de los productos para dejarlos en un lugar a resguardo seguro, para su posterior eliminación», afirmó Benini.