Inicio La Pampa Abel Abeldaño fustigó al PJ local

Abel Abeldaño fustigó al PJ local

25 DE MAYO: PASE DE FACTURAS EN EL OFICIALISMO Y EN CAMBIEMOS TRAS LAS ELECCIONES

Luego de las elecciones del domingo, varios dirigentes admitieron divergencias internas en los espacios que representan. Uno fue el reelecto intendente Abel Abeldaño, quien fustigó a la conducción actual del PJ local quienes abiertamente trabajaron para el Movimiento Popular Veinticinqueño (MPV); y otra fue Marina Alvarez, la candidata de Cambiemos, que se quejó de que no tuvo el apoyo de los militantes de la UCR.
El jefe comunal no anduvo con indirectas para fustigar a los dirigentes del MPV y del PJ. El primer palo fue para Lorena Echenique, a quien él mismo nombró como jueza de Faltas y que, «sin avisar», fue como candidata del partido vecinal, escindido del PJ, que comanda David Bravo. «Como funcionaria hizo un excelente trabajo, pero en su condición de candidata es lamentable. Ir con Bravo es el peor error que cometió. Hoy ya no apelo a la ética y moral, que veo no tiene, para que deje el cargo, apelo al sentido común. No es compatible que un funcionario hable mal del que te nombró, decir que todo está mal, que con el MPV vas a cambiar todo y seguir trabajando en la gestión», dijo Abeldaño.
También repudió a los presidentes de las mesas 640 y 626 que, aseguran, tuvieron actitudes irregulares. «Fue lamentable lo que hicieron, eran personas muy identificadas con el MPV, y pensaron que haciendo algunas cosas raras podían cambiar el voto. Empañaron una fiesta cívica», denunció.
Finalmente hizo una descarnada crítica a las autoridades oficiales del PJ de 25 de Mayo. «Me sentí muy acompañado por mis funcionarios y la gente, pero no por la Unidad Básica, porque sus autoridades trabajaron por el MPV. Esa es otra pelea que tenemos que dar: recuperar la UB que está abandonada, porque todo lo que tocan rompen», disparó.

«No acompañaron».
La grieta interna también se agudizó en Cambiemos y Alvarez lo confirmó. «Pasamos una interna con muchos roces con la UCR y después no logramos trabajar en equipo, salvo con Graciela. Esperábamos más acompañamiento», se quejó.
Trazó una comparación de los votos obtenidos en general en la interna, y afirmó que no dan las cuentas. «Logramos un concejal, pero pudimos tener dos, si tenemos en cuenta los resultados de la interna. Está bien, muchos habrán optado por votar a Abel -Abeldaño- para asegurarse que se vuelva a atrás (por Bravo), y no es que desconfiemos del radicalismo, pero esperábamos más votos», reflexionó.