Abusó de menor y le contagió enfermedad

CONDENARON A TRES AÑOS DE PRISION A UN ALBAÑIL DE 24 AÑOS

El juez de control sustituto Carlos Matías Chapalcaz condenó ayer un albañil de 24 años a tres años de prisión de cumplimiento efectivo, como autor del delito de “abuso sexual simple agravado” por resultar “un grave daño en la salud de la víctima” y “por haber sido cometido aprovechando la situación de convivencia preexistente”.
La decisión del juez surgió a través de un acuerdo de juicio abreviado, presentado conjuntamente por el fiscal Raúl Miguez Martín, el defensor particular José Mario Aguerrido y el imputado.
En la audiencia el tribunal dio por probado que el acusado -en noviembre del año pasado- “abusó sexualmente de un niño de dos años y medio, hijo de su pareja, y le contagió una enfermedad de transmisión sexual”, informaron desde la Justicia. El acuerdo entre las partes fue avalado por el padre de la víctima y por la asesora de Niños, Niñas y Adolescentes, Gabriela Manera.

Los hechos.
La causa por la cual se condenó al imputado se inició en los primeros días del año a partir de la llegada del niño al área de pediatría del hospital Lucio Molas, en Santa Rosa, donde se le diagnosticó la enfermedad. Hasta allí fue trasladado por la madre, de 19 años, y el acusado.
En este sentido el juez, para dictar la condena, tuvo en cuenta -como elementos probatorios- los testimonios de las abuelas del menor, de una pediatra, una infectóloga y de dos asistentes sociales, más informes médicos y psiquiátricos y otro de la División de Análisis de las Telecomunicaciones sobre la apertura de teléfonos celulares.
Conforme al fallo, Chapalcaz indicó que “más allá del reconocimiento realizado por el imputado, al suscribir el acuerdo de juicio abreviado, considero que el hecho quedó debidamente probado habida cuenta de la denuncia, de los testimonios de familiares y allegados del menor, y fundamentalmente, de los informes médicos, de laboratorio, historias clínicas y tomas fotográficas, los cuales brindaron certeza suficiente; no solo en cuanto a que el imputado portaba la enfermedad bacterial, sino también respecto del modo en cómo el menor fue contagiado”, indicó el magistrado en la sentencia”, sostuvo.

Detenido.
Respecto a los hechos, en principio los funcionarios judiciales formalizaron al imputado y la propia madre del menor. Ambos habían quedado de forma preventiva durante 30 días y al cumplirse ese plazo, durante una audiencia de reexamen de medidas de coerción, Chapalcaz -por pedido del fiscal- liberó a la mujer y extendió la preventiva contra el único imputado hasta la finalización del proceso. Actualmente, el condenado quedó detenido en la alcaidía local.