Acatamiento al paro fue alto. Anuncian un acampe en el Congreso

LA MEDIDA SE SINTIO CON MUCHA FUERZA EN EL INTERIOR DEL PAIS

Los camioneros Hugo y Pablo Moyano, las dos CTA y gremios del Frente Sindical hicieron ayer un “balance altamente positivo” del paro nacional y apuntaron duro contra el presidente Mauricio Macri por mostrarse “bailando” en Estados Unidos mientras “el pueblo está protestando por hambre”.
Los gremios alejados de la CGT también le reclamaron a la conducción de esa central que “asuma” una posición más dura contra las políticas de Cambiemos, porque -según consideraron- la situación requiere de “un movimiento sindical lo más ancho posible”.
“Hemos vivido momentos importantes de ver cómo la gente se sumaba a esta protesta, y momentos humillantes como los que nos hizo pasar el Presidente, bailando, sabiendo que el pueblo está protestando por el hambre. Eso es humillante, eso es el Presidente que dicen algunos que todavía tiene el apoyo de la sociedad, yo no lo creo”, subrayó el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano.
En la misma línea, Pablo Moyano afirmó que la respuesta del jefe de Estado al paro general fue “bailar con sus mandantes” del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Estados Unidos y consideró que “quedó claro quién manda en el país”.
“Lo más doloroso y lo que más bronca te da es ver a Macri bailando con sus mandantes cuando tiene un paro nacional. Te responde bailando con el Fondo”, subrayó el secretario adjunto de Camioneros en conferencia de prensa en la sede del sindicato.
Del encuentro participaron también los secretarios generales de las CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky, y los sindicalistas Omar Plaini (Canillitas), Roberto Baradel (Suteba), Eduardo López (UTE) y Sergio Palazzo (Bancarios), entre otros.

Micheli.
Micheli rechazó las críticas a sus dichos del lunes sobre la salida de Cambiemos y aseguró que “la única desestabilización la lleva adelante el Gobierno cuando va a pedir plata para enterrar cada vez más al país”.
“Dije eso: ‘O cae el modelo económico o este gobierno deja el gobierno en las elecciones’. Venía hablando del proceso electoral, de acuerdo a que (Mauricio) Macri dijo que está listo para competir en 2019”, señaló Micheli sobre su discurso en la marcha en Plaza de Mayo.
El referente de la CTA completó: “Lanzarse a la reelección me parecía una tomada de pelo, en ese contexto, la declaración que fue sintetizada generó esta excusa para que un grupo, inclusive el ministro de Economía (Nicolás Dujovne), planteara que todos lo que estamos haciendo tiene que ver con un proceso desestabilización”.

Yasky.
A su turno, Yasky afirmó que “el FMI venía reclamando una señal de apoyo a la política de ajuste y la señal es muy fuerte: hoy no se movió una sola actividad”.
“El pueblo rechazó al FMI, al ajuste. Felices de esto y del hermoso acto, masivo, con esa expresión contundente de unidad le dio un inicio al paro de hoy con militancia y pueblo en la calle”, remarcó. .
Sobre las elecciones del próximo año, Pablo Moyano sostuvo que están “haciendo charlas y un análisis con todos los posibles candidatos y ojalá se pueda definir en una gran PASO nacional”.

Interior.
El paro general convocado por la CGT se sintió en las principales ciudades del país donde no hubo transporte, ni escuelas públicas y muchos comercios no abrieron sus puertas.
En Córdoba, los colectivos urbanos e interurbanos no funcionaron, mientras que por la falta de recolección de residuos se pudo ver basura acumulada en las calles y los bancos permanecieron cerrados.
En tanto, en Rosario la medida de fuerza se hizo sentir con contundencia en los bancos, bares, restaurantes, complejos de cines, estaciones de servicio y cabinas de peajes de toda la ciudad y hubo una significativa movilización, informó el diario La Capital.
En la Patagonia el paro general se sintió no sólo en la paralización de la mayoría de los comercios y servicios públicos, sino también en las diversas marchas, cortes de ruta y ollas populares que se realizaron en la región.
También en Mendoza los micros funcionaron con frecuencias reducidas y en las escuelas hubo pocos alumnos, mientras que no hubo bancos y el aeropuerto Francisco Gabrielli estuvo casi paralizado, en tanto que miles de manifestantes gremiales se sumaron a la medida de fuerza marchando por el centro de la ciudad.
Los hospitales mantuvieron una planta limitada y algunos debieron cerrar por falta de personal, mientras que Aerolíneas Argentinas reprogramó todos los vuelos que tenía previstos para la jornada.

Acampe.
Tras el paro general por 36 horas, un sector de la CTA y el gremio ATE anunciaron un endurecimiento de su plan de protestas a partir de la semana próxima con un acampe de cinco días frente al Congreso Nacional para rechazar el proyecto de presupuesto 2019.
“Frente a un Gobierno que con los mensajes que está dando en cuanto a ratificar y profundizar el acuerdo con el Fondo Monetario, que nos tenemos que enamorar del FMI y estas cuestiones demuestran que se cierran los márgenes de diálogo con el Gobierno”, advirtió el titular de una de las CTA Autónomas, Ricardo Peirdo.
Tras calificar de “contundente” el paro nacional, Peidro señaló que “en estos dos días se expresaron en conjunto todas las luchas de nuestro pueblo”.
Durante una conferencia de prensa, el dirigente anunció que a partir del lunes próximo, la CTA Autónoma que integra el gremio de estatales ATE nacional realizará “cinco días de acampe” frente al Congreso Nacional. (NA)

El paro de 36 horas que convocaron las centrales obreras en todo el país se hizo sentir ayer en La Pampa, en especial en Santa Rosa y General Pico, donde no hubo servicios esenciales como el transporte y los bancos. También fue muy notable el acatamiento de docentes en los distintos niveles educativos por lo tanto en la mayoría de los establecimientos de enseñanza pública no hubo clases.
La medida de fuerza, que comenzó el lunes al mediodía y se extendió durante todo el martes, fue convocada por la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma; y estuvo marcada en Santa Rosa por el cierre de la empresa Alpargatas, que dejó sin trabajo a 132 personas.
El anuncio de la ex Calzar se produjo el mismo lunes por la mañana, por lo tanto mujeres y hombres que trabajaban en el Parque Industrial se sumaron a la movilización convocada por distintos gremios y organizaciones sociales. También a la marcha que hicieron ayer los empleados de comercio.
Pese a esa movilización del gremio mercantil, uno de los sectores en los que no se notó tanto el paro fue justamente en el comercio ya que la mayoría de los negocios en la ciudad capital abrieron sus puertas normalmente.
Los comerciantes, en gran parte, habían cerrado sus puertas el lunes porque se celebró el Día del Empleado de Comercio, por lo tanto en una situación de grave crisis económica como la que atraviesa el país mantener otro día sin abrir las puertas era “realmente complicado”, según advirtieron desde algunos locales.
Rodrigo Genoni, dirigente del sindicato mercantil, encabezó la marcha que partió desde la sede del gremio, en Garibaldi e Yrigoyen, fue hasta la plaza San Martín y de allí hasta la oficina de la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Nación, en avenida San Martín Oeste y Centeno.
Un grupo de manifestantes ingresó y, en forma pacífica, mostró su descontento con las políticas económicas que lleva adelante el Gobierno de Cambiemos a nivel país. Luego de unos minutos salieron y continuaron con la caminata.
“Claramente esta es una medida de fuerza contra este gobierno nacional que profundiza su ajuste cumpliendo a rajatabla lo que le pide el Fondo Monetario Internacional, pero lamentablemente hay que decir que lo peor aún no llegó. Lo peor no lo vimos así que se vienen meses de mucha lucha ya que nadie va a invertir en producción de bienes y servicios porque los de abajo, lo que menos ganan, no tienen dinero para consumir”, analizó Genoni mientras caminaba al frente de la columna de trabajadores.
“Es muy triste que por segunda vez caigamos en esta situación, ya sabemos cómo es el neoliberalismo cuando toma el poder y quiénes sus víctimas y quiénes sus beneficiados. Ojalá este gobierno pueda terminar cuanto antes, incluso adelantar las elecciones del año próximo porque este hombre (en referencia al presidente Mauricio Macri) puede predicar mucho como un buen pastor pero la gente ya no le cree; y los inversores tampoco”, añadió Genoni.

Sin clases.
Uno de los sectores donde más fuerte se sintió el paro fue en el ámbito educativo. De acuerdo a las estimaciones que realizó el sindicato que tiene la mayoría de docentes afiliados, Utelpa, el acatamiento fue “del 90 por ciento”, tanto en nivel primario como secundario, según dijo por la tarde Lili López, dirigente del gremio, en Radio Noticias.
En la Universidad, en tanto, la actividad estuvo marcada por la toma que realizaron el lunes agrupaciones estudiantiles, una movida que generó polémica con las autoridades del Rectorado ya que la ocupación del edificio se produjo antes de lo que se había anunciado.
En los bancos, tanto públicos como privados, el acatamiento también se hizo sentir . Respecto al transporte público, fue notoria la ausencia del servicio y tampoco trabajaron muchas de las estaciones de servicio de la ciudad.
En la repartición pública también tuvo una importante adhesión al paro en las distintas oficinas de gobierno y de atención al público.

Hambre y violencia se sienten en las escuelas
La crisis social que vive el país se siente cada vez más en las escuelas, sostuvo ayer a través de Radio Noticias la secretaria general de Utelpa, Lilia López. Esa crisis se refleja en los chicos que van con hambre a clases, los que dejan de ir porque no tienen calzado, y una mayor presencia de situaciones conflictivas o violentas.
“En estos momentos tan complejos como sociedad, la escuela es la institución que queda en pie y la caja de resonancia del conflicto social”, sostuvo López en la entrevista radial. “Los docentes somos parte de estos conflictos, nosotros también vivimos el ajuste. Tenemos que ir a nuestro lugar de trabajo a llevar adelante esos niños, jóvenes, que vienen con la falta de alimentación o de ropa”.
La situación actual se asemeja cada vez más a los años ’90, cuando la escuela cedió su rol educativo a una prioridad de contención social e incluso alimentaria. “En los ’90 fue el boom de la fotocopia, porque no se podía comprar libros”, recordó la docente. “Pero como se podía, estaban los materiales para que los chicos pudiesen hacer las actividades, estudiar, y los docentes nos encargábamos de que tengan el guardapolvo, las zapatillas, y la ropa”.
López comentó que la semana pasada, una maestra jardinera de General Pico le contó que había llevado zapatillas de su hijo porque había una mamá que no estaban mandando su hijo al jardín porque no tenía dinero para comprar zapatillas. “Esto nos está pasando aquí en La Pampa. No somos una isla”, remarcó.
Según reveló, los comedores han aumentado y fue imprescindible reforzar la copa de leche. “Ahora no se puede dar en el primer recreo, que es a eso de las 9 de la mañana; se tiene que dar a las 8, cuando ingresan. Eso nos demuestra que la crisis también impacta aquí en la provincia”.
Lo que ocurrió el lunes en Santa Rosa, con el cierre de la fábrica Calzar y el despido de 130 trabajadores, “es algo gravísimo, pero todos los días, aunque no lo tengamos visualizado, hay una persona en la provincia que se queda sin trabajo”, repasó.
El sistema educativo -subrayó- está demandando con urgencia capacitaciones para preparar a los docentes y a los directivos para atender situaciones de conflicto y de contención emocional. “Ayer (por el lunes), cuando salíamos para la marcha, una maestra nos mandó un audio que nos hizo llorar a todas, porque había una mamá de su escuela, que había llegado diciendo que era una de las despedidas de Alpargatas, y que se había quedado sin laburo. Eso es lo que se está viviendo hoy en las escuelas”.
El tema ha sido planteado al Ministerio de Educación, que posee equipos capacitados para estas situaciones, pero también es una responsabilidad que deberá analizar el sindicato como parte de su política gremial de formación docente.
“Son temas que tenemos que estar abordando, porque entre todos tenemos que ver cómo le ponemos el cuerpo a esta situación en las escuelas. El tema es institucional y por lo tanto se tiene que abordar desde la mirada colectiva, porque uno solo no puede abordar estas situaciones”, concluyó López.

Provincia ofrece apoyo por los desempleos
“El mandato que nos ha dado el ministro de la Producción (Ricardo Moralejo) es generar los padrones, segmentar a la gente según sus capacidades y evaluar quiénes tienen la posibilidad de un autoempleo o de algún proyecto de emprendimiento”, sostuvo el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontáa, luego de la reunión que ayer por la mañana mantuvo con Nerio Medina, secretario general de la Asociación Obrera Textil.
“Le solicité a la gente del gremio que a través de la Federación (de Industrias Textiles de Argentina) o de algún contacto que pudieran tener a nivel nacional, si hubiera algún interesado en generar un producto textil, desde el Estado podríamos acompañar a estos trabajadores con la maquinaria y generar un emprendimiento”, informó ayer el funcionario, en diálogo con Radio Noticias.
Dicho encuentro se produjo un día después del cierre de la planta santarroseña de Alpargatas y el despido de sus 132 trabajadores.

“Soluciones urgentes”.
Ante la angustiante situación que sufren los cesanteados, Pedehontáa señaló que es necesario actuar con “mucha cautela y siendo muy objetivos”.
“No creo que sea el momento de buscar causales sino de generar soluciones urgentes que no sean sólo coyunturales sino que tengan algún viso de continuidad en el tiempo”, agregó.
El titular de la cartera laboral de la provincia reconoció que en la actualidad la intermediación entre la oferta y la demanda de trabajo “no da como para absorber a 130 trabajadores de un día para el otro”.
Por tal motivo, según el funcionario, “la idea de tomar contacto mediante los padrones y generar políticas de aproximación con quienes hoy necesitan que estemos cerca tiene como función ver cuáles son sus aptitudes y sus expectativas”.

Microemprendimientos.
“No le podemos imponer a una persona que de un día para el otro se haga microemprendedor cuando no está preparado porque tiene una cultura desde el lugar del trabajador. El microemprendedor no es alguien que solamente toma un préstamo. Tiene que tener una formación y una decisión de vida”, continuó Pedehontáa.
“Yo puedo venir con un préstamo, ponéle el número que quieras, pero si vos no tenés la decisión ni te creés capacitado para afrontar la conducción de un negocio, a la larga voy a generarte una deuda”, adujo.
Para el funcionario, “impulsar a alguien en la desesperación a asumir una responsabilidad o a cambiar su perfil es quizás más peligroso que la situación que está viviendo”.
“Hoy el mercado está en un estado de agonía. Quienes tienen un negocio no saben cómo llegar a fin de mes para pagar los salarios, la luz, el gas. Es un momento muy crítico y tenemos que ser absolutamente cautelosos”, advirtió.

Fondo de desempleo más plus
El funcionario destacó que las autoridades de la Secretaría de Trabajo de la Nación están agilizando los trámites para que los trabajadores despedidos de la ex Calzar sean incluidos en un programa que ya fue firmado para los exoperarios de la planta de Catamarca, que también cerró.
Al respecto, Nerio Medina, minutos antes del encuentro con Pedehontáa, en una entrevista con “El aire de la mañana”, informó que la AOT solicitó en la repartición nacional que los despedidos puedan “obtener una extensión en el fondo de desempleo que significa un salario mínimo, vital y móvil, en algunos casos por seis meses y en otros por un año”.
El referente textil precisó que si se efectivizara ese plus, los trabajadores cesanteados en vez de cobrar entre 3 mil y 4 mil pesos recibirían 10 mil u 11 mil pesos mensuales.

Aportes
Por otra parte, Pedehontaá señaló que es una “problemática cierta” el hecho de que muchos extrabajadores de Alpargatas son “biológicamente jóvenes para el mundo laboral y desde lo previsional están excedidos en años de aportes”.
En ese sentido, “muchos de ellos pueden entender que con la indemnización pueden esperar uno o dos años y acogerse a ese beneficio. Estamos en este tratamiento previo para evaluar cuáles pueden ser algunas de las soluciones o paliativos para este sector”, remarcó.

Cálculos indemnizatorios
Nerio Medina estimó que un empleado que trabajó durante 30 años en Alpargatas debería cobrar entre 700 mil y 900 mil pesos de indemnización, según la antigüedad y la jerarquía. “Es mucha plata pero a la vez no es nada”, reflexionó el dirigente.
“Además, muchas veces los trabajadores se encuentran con que tienen esa plata y no saben qué hacer”, añadió.
“Entraron a los 20 años y hoy se van con 50. ¿Dónde van? ¿Quién los va a tomar?”, se preguntó.
“En este último tiempo hubo compañeros que se endeudaron y sobreviven con la tarjeta de crédito. Porque si en otro tiempo se quedaban sin plata dos o tres días antes de terminar la quincena, hoy al tercer o cuarto día de haber cobrado ya no tienen nada”, concluyó.