Acoso: el colegio fue intervenido

LA MINISTA DESPLAZO A LAS AUTORIDADES Y A LOS PRECEPTORES SEÑALADOS

Como consecuencia del escándalo que se desató en el Colegio Secundario Manuel Belgrano, en donde alumnas y alumnos denunciaron diferentes hechos de abuso y de acoso puertas adentro de la institución, el Ministerio de Educación de La Pampa decidió ayer intervenir el establecimiento educativo. Además, dispuso la separación de tres integrantes del equipo de gestión escolar, entre ellos el director, y uno externo al mismo.
Las decenas de denuncias que los estudiantes del colegio santarroseño hicieron públicas durante la sentada del jueves pasado tuvo repercusión dentro del Ministerio de Educación. Horas más tarde de que alumnos y alumnas del establecimiento decidieran negarse a ingresar a clases, como modo de protesta a la falta de apoyo del equipo directivo de la institución, la cartera pampeana resolvió intervenir el establecimiento educativo.
La medida, que se tomó a través del Decreto Nº 281/14, fue confirmada por la propia titular de la cartera de Educación, María Cristina Garello, quien explicó que por disposición del ministerio una persona externa al Colegio Belgrano se hará cargo del establecimiento con el objetivo de reconstruir las relaciones entre la comunidad educativa y retomar el diálogo con estudiantes y docentes.
“Ya tomada la decisión, nuestra principal preocupación es recomponer el diálogo que se había roto con los chicos y trabajar para preservar y acompañarlos tanto a ellos, sus familias y a toda la comunidad educativa en sí”, aseguró la funcionaria en declaraciones a LA ARENA.

Desplazamiento.
Garello además confirmó que cuatro personas, entre ellos el director y el exdirector del establecimiento (quienes habían sido apuntados por los estudiantes como “encubridores”), fueron separados de sus cargos. “Tres de los que fueron desplazados integran el equipo de gestión y un cuarto es externo”, indicó.
La ministra apuntó que la decisión se tomó a raíz de un extenso informe que presentaron algunos docentes del colegio detallando algunas de las vivencias que se suscitaron en el colegio, y que vendrían de larga data, y de los testimonios elevados por los propios estudiantes, que fueron entregados tanto al Ministerio como a la Policía.
Respecto a la investigación de los diferentes casos, la ministra recordó que se están desarrollando las actuaciones dentro del ministerio en el Tribunal de Disciplina como así también se elevó la denuncia pertinente a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.
Por el momento, se desconoce si este tipo de episodios también pudieron acontecer en otros establecimientos, ya que los propios estudiantes del Belgrano aludieron a que estas prácticas no eran exclusivas de esa institución. “Hay que esperar a que prospere la investigación porque de ella podrán surgir elementos referidos a otros casos”, sostuvo Garello.

Contención.
Por otro lado, señaló que autoridades de la cartera educativa se encuentran trabajando dentro del colegio desde hace 15 días para brindar asistencia a estudiantes e integrantes de la institución. “Los chicos tuvieron la valentía para poder plantear esta problemática y ahora nos toca trabajar para contenerlos”, precisó la ministra.
En ese sentido, aseguró que, próximamente, se planteará a los miembros de la comunidad educativa establecer una serie de reuniones para escuchar tanto a los estudiantes como a los docentes sobre lo sucedió y ver, a partir de allí, como trabajar en función de recomponer el diálogo dentro de la institución.
Cabe recordar que la polémica se inició a partir de un caso de abuso que involucró a un preceptor (50) del colegio Belgrano con una alumna (15) de la institución. Por el hecho, el hombre se encuentra en prisión preventiva a la espera de que se realicen las actuaciones investigativas correspondientes.

Estudiantes no ingresaron a clases
Las alumnas y los alumnos del colegio Belgrano de Santa Rosa decidieron en conjunto no ingresar ayer a clases durante la mañana y exigieron la renuncia de los directivos de la institución, a partir del escándalo generado por las denuncias sobre casos de acosos contra los estudiantes. Horas más tarde, el Ministerio de Educación informó la intervención del establecimiento.
La situación se visibilizó el pasado jueves cuando los estudiantes hicieron una manifestación frente al colegio por una serie de casos de abusos y acosos en la entidad, por lo que se presentaron 70 testimonios en el Ministerio de Educación y unas 38 denuncias en sede policial.
“No podemos seguir con ellos en el colegio después de las denuncias y maltratos. Los directivos no dan la cara”, advirtieron los estudiantes al argumentar el pedido de renuncia de los directivos y la ausencia en las aulas.
La presidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Belgrano, Lara Oberts, afirmó ayer que hicieron pública la situación ante la falta de respuestas “concretas” de los directivos “en la vía institucional” porque “necesitábamos que nos escuchen y que todos sepan lo que estaba pasando” en la institución.
Manifestó que tuvieron “respuestas violentas y autoritarias” y recordó que después del caso de abuso del preceptor, colocaron una urna para hacer denuncias “y a partir de ahí los directivos nos dijeron que estaban disconformes con el slogan ‘Basta de acosos’, nos prohibían poner carteles”.
En ese sentido, Oberts cuestionó a las autoridades educativas porque pusieron trabas “sin dedicarse al fondo de la cuestión” de las denuncias por abusos. “Trataron de deslegitimarnos”, dijo la joven que igualmente destacó “el apoyo de varias profesoras” porque los docentes varones “se lavaron las manos” en su mayoría.

“Hay que escucharlos”.
El defensor de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, Juan Pablo Meaca, señaló que en la denuncia contra el preceptor que abusó de una adolescente ya intervino la fiscalía penal y confirmó que “estas nuevas denuncias se incorporaron en la faz penal y en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, vamos a organizar un dispositivo para escuchar a los chicos y chicas”.
Manifestó que “es muy importante el número de denuncias”, que están relacionadas en algunos casos con “cuestiones penales” y en otros con lo “vincular y administrativo”.
Dijo que “en lo inmediato nos vamos a juntar con los chicos, vamos a armar un dispositivo para no revictimizarlos. Entonces queremos armar una sola instancia para que sean escuchados y que todos lo que surja tengan la garantía necesaria de sus derechos y sean preservados los testimonios”.
Por otro lado, Meaca señaló que el delito de abuso contra niños, niñas y adolescentes “se está visibilizando” cada vez más y “los chicos son cada vez más conscientes de las situaciones que están viviendo, pueden hablarlo y denunciarlo”.