Inicio La Pampa Advierten sobre las emisiones tóxicas

Advierten sobre las emisiones tóxicas

PLANTA ENERGETICA DE ENSENADA

La semana pasada, vecinos de la ciudad bonaerense de Ensenada realizaron una asamblea en la que volvieron a manifestarse en contra de la contaminación producida por una planta química. El estudio que determinó la presencia de material perjudicial para la salud fue llevado a cabo por Juan Carlos Bidegain, un científico pampeano que recolectó pruebas en casas aledañas a las chimeneas de la planta de Copetro.
«Es un conflicto de hace aproximadamente 38 años, con la planta que procesa el coque residual que viene de la planta de YPF», explicó a LA ARENA Bidegain, consultado respecto del proceso químico.
Según añadió, se hornea ese material «a 1.200 grados para producir un carbón que se exporta y se usa en la industria del aluminio». Según Bidegain, se trata de un producto que es «muy redituable», que «les da ganancias millonarias en exportación».
Producto de ese horneado, por las chimeneas sale humo con nanopartículas de magnetita que, al entrar en el tejido cerebral, pueden causar enfermedades neurodegenerativas.
El año pasado, un artículo de este diario contó la historia del pampeano y reflejó la situación a la que están expuestas miles de personas de la zona de La Plata, Berisso y Ensenada.

Asamblea.
La semana pasada se llevó a cabo una asamblea convocada por el grupo «Vecinos contaminados de Berisso y Ensenada», en la que se decidió llevar adelante dos medidas de fuerza: el bloqueo a la entrada del puerto de La Plata y un escrache dentro de OPDS, un organismo a cargo del control ambiental, que para Bidegain «ha sido siempre cooptada por las empresas a través de los funcionarios que hacen la vista gorda, fue en todos los gobiernos».
Sin embargo, los vecinos y vecinas reclaman dos posibles medidas para que se deje de contaminar. «Uno de los planteos está vinculado a que la fábrica utilice los métodos de tratamiento en las chimeneas que se utilizan en Estados Unidos (EE.UU.) y Holanda, que evitan esa emisión. El otro es el cierre de la planta, cosa que es bastante difícil», explicó Bidegain.

Estudios.
En cuanto a los estudios que realizó el científico, que es oriundo de Toay y tiene estudios en La Plata y Suecia, «llegamos a ver partículas de un micrón en microscopio electrónico de barrido. Pero en la última época que trabajé dio la impresión que implementaron algún cambio porque esas partículas son más pequeñas y se miden en nanomicrones, por lo que es más peligroso todavía».
En cuanto a la perjudicialidad, Bidegain contó: «Cuando el tamaño es muy pequeño entra en el torrente sanguíneo y puede ir al cerebro», y agregó: «Tiene forma esférica con adhesión de partículas que son metales pesados como plomo, cromo o zinc, que son cancerígenos».

Observatorio.
Para el pampeano, el problema es aún más grave debido a la «complicidad que existe de parte de los gobiernos», y las medidas de la empresa para quitarle efecto a los reclamos.
«La gente se manifiesta y pagan los juicios o les compran una casa y así se baja un poco la protesta y siguen», expresó.
Por eso, Bidegain remarcó la necesidad de crear un observatorio interdisciplinario del ambiente. «Es necesario el compromiso de los científicos, que hagan ciencia y la saquen a la calle, tenemos que aportar solución a los problemas del país», cerró.