Agresión entre trabajadoras

Un video que muestra a dos empleadas del Hospital “Segundo Taladriz”, muy entretenidas ensayando una coreografía de baile -mientras ambas eran filmadas por una compañera-, es la confirmación de una situación irregular en el establecimiento asistencial de Toay. Un episodio con ribetes de escandalete, que habría culminado con una agresión y presencia policial para volver a la calma.
Fue el 21 de septiembre, cuando dos empleadas pusieron música -que según se observa en el video sonaba con mucha estridencia-, y en un momento dado se lanzaron a bailar. Primero fue una, que se levantó de su escritorio y “tiró” algunos pasos, y enseguida se sumó una compañera, con lo que el baile se hizo más entretenido.

Al ritmo de “Viru Kumbieron”.
Algún circunstancial visitante del nosocomio podía escuchar -aún desde la sala de espera- como el grupo “Viru Kumbieron” interpretaba “Me vas a extrañar”. Las chicas -según se ve- desplegaron toda su alegría (tal vez contagiadas por el Día de la Primavera), y se divirtieron un rato. Una tercera, con su teléfono, las filmaba.
Pero la situación de alegría habría tornado en bronca, en enojo, cuando otra empleada dándose cuenta que lo que estaban haciendo era incorrecto habría pedido poner término a la situación. Aunque es materia de investigación, están los que manifiestan que ante la reprimenda se habría producido una agresión contra la mujer que pretendía que cesara la música y el baile.
Las cosas tomaron un cariz tal que habría obligado a llamar a la policía toayense, que llegó en cuestión de minutos hasta el hospital para conseguir que la calma volviera a reinar.

Está confirmado.
Fuentes oficiales le confirmaron a LA ARENA que “se está investigando” lo sucedido, y que será la Justicia y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas las que intervengan. En principio las empleadas involucradas fueron separadas de sus tareas temporariamente.
El ministro de Salud, Mario Kohan, señaló que había escuchado la versión, y trasladó al cronista a hablar con el subsecretario Gustavo Vera.
El funcionario admitió que “hubo un episodio de violencia en el hospital ‘Segundo Taladriz’, y como se necesita un sumario administrativo hoy (por ayer) estuvo el director que está subrogando, Marcos Sánchez -el director es Jorge García, quien estaba el día del suceso, y salía precisamente de licencia-. Lo que tiene que quedar claro es que desde el Ministerio de Salud repudiamos todo episodio de violencia: hay ya una causa penal y vamos a iniciar un sumario administrativo”.

Actuando de oficio.
Vera admitió que le mostraron el video, “no es que me llegó… pero ya de oficio estamos iniciando otro sumario más, porque los empleados públicos no pueden subir a las redes sociales temas del trabajo, porque la ley 643 lo prohíbe. Pueden por supuesto opinar, hablar, pero no filmar”, afirmó.
El subsecretario entiende que “habrían sido dos episodios distintos… creemos que no tiene nada que ver el video con la agresión. Lo que tenemos es la agresión entre dos personas del sexo femenino, con lo que se abrió una causa judicial”.
Cuando se le indicó al funcionario de Salud que hay una versión que afirma que en algún caso que alguien pidió el “libro de quejas” en el “Segundo Taladriz”, algún empleado se habría encargado de arrancar la hoja donde se formulaba el reproche. “De eso no tenemos conocimientos”, respondió.

Un episodio aislado.
Vera quiso resaltar que se trata de un suceso aislado: “No había ocurrido otras veces. El hospital de Toay tiene muy buena atención, ha incorporado 10 profesionales, un oftalmólogo una vez a la semana, un cardiólogo, un otorrino, se compró un ecógrafo nuevo… esto que habría sucedido es algo repudiable, pero es un hecho aislado”.
Agregó que se hizo una recomendación a todos los hospitales de la provincia sobre el uso de las redes sociales, y la toma de videos dentro de los establecimientos. “En lo privado pueden hacer lo que quieran… si bien hay que admitir que cambiaron los tiempos y tiene que ver con las nuevas tecnologías, pero no corresponde en los lugares de trabajo”.
En tal sentido señaló que “en General Acha hubo un profesional que expuso algunas situaciones de trabajo por face, pero es algo que no corresponde. También hubo una cuestión en el Hospital Lucio Molas, con una persona que subió cosas del trabajo al face” y se le formuló un reproche.

Repudio a actos de violencia.
Vera dijo que le gustaría “que quede claro que el Ministerio de Salud repudia todo hecho de violencia”, y agregó que lo sucedido en Toay “aparentemente no habría sido por una cuestión de trabajo”, aunque admitió que ocurrió dentro del establecimiento.
Señaló que “se ha instado a todo el personal de la Provincia a que usen las redes para sus cuestiones personales, pero no con lo que tiene que ver con el trabajo. Lo que corresponde en un centro de salud es brindar atención al paciente, y en todos los casos hay que guardar el decoro que se necesita cuando se presta un servicio público”, concluyó.