Inicio La Pampa "Ahora hay canal de diálogo"

«Ahora hay canal de diálogo»

ACUERDO DEL SOEM CON AUTORIDADES MUNICIPALES

El conflicto que se inició a principio de año en la Secretaria de Educación, Cultura, Turismo y Empleo, a cargo de Gabriel Gregoire, habría llegado a su fin. Según informó el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), en la última reunión paritaria, las partes arribaron a un acuerdo y se levantaron las medidas de fuerza.
El anuncio fue realizado por el secretario general Omar Rojas, quien confirmó que se acordó con el secretario de Cultura, Gabriel Gregoire, y el director de Recursos Humanos, Juan Weigel, «algunos temas inherentes al área», que incluyeron el «maltrato de parte de los funcionarios hasta la falta de elementos y aulas en el Centro Municipal de Cultura y en el Complejo El Molino».
Por su parte, la secretaria de Actas del gremio, Dora Parada, indicó que se cerró «esta primera etapa de negociaciones con el Ejecutivo municipal en este largo conflicto. Hemos encontrado un canal de diálogo y los compañeros estuvieron de acuerdo en levantar la medida» porque se dio respuesta a «gran parte de lo que estaban pidiendo».
De todas maneras, Parada advirtió que el acuerdo «está sujeto a supervisiones» y que «si a lo largo de los días no notamos que se está dando cumplimiento o se da marcha atrás por parte del Ejecutivo con esto que se firmó, nos replantearemos las medidas a tomar».

Acuerdos.
Parada dio detalles de los acuerdos alcanzados y, en primer lugar, se resolvió el conflicto relacionado al organigrama y los llamados a concurso. Allí, el gremio presentarán modificaciones al organigrama propuesto por la gestión en los próximos días.
Otro de los puntos abordados fue la obligación que tenían los trabajadores de «estar en el Molino cuando no estaban las condiciones edilicias», lo que llevó a la clausura del lugar. «Esta lucha de los compañeros deriva en que se están ocupando de reacondicionar el molino con cierta celeridad» y mientras eso sucede «los compañeros van a revestir tareas en el Centro Municipal de Cultura (CMC)», explicó.
Por otro lado, Parada precisó que en el CMC se garantizará que las aulas destinadas originalmente para los talleres efectivamente continúen con ese fin y que no se reprogramen las actividades. A su vez, el municipio se comprometió a comprar materiales para dichos talleres, debido a que «los compañeros pidieron que empezaban los talleres en la medida en que cumplieran con la compra de materiales para eso. Recordemos que hace más de un año los talleristas no reciben insumos de trabajo».

Maltrato de funcionarios.
Durante la reunión, uno de los puntos en los que no hubo acuerdo fue el pedido de renuncia de la directora de Educación, Laura Gómez. Al respecto, Parada explicó que era «un tema muy importante» debido a «los niveles de maltrato, hostigamiento y acoso en el que se vieron sometidos los compañeros por parte de la directora de Educación del municipio».
Por estos motivos, «tanto el sindicato como los compañeros estábamos pidiendo la renuncia de la funcionaria. En ese punto no se llegó a un acuerdo. Como alternativa se propuso, y se aceptó, que todos los compañeros en conflicto pasen a depender directamente del secretario y no de la directora».

Conflicto.
El conflicto se inició a principio de año y fue escalando ante la falta de respuestas por parte de la gestión de Leandro Altolaguirre a los reclamos.
En aquel momento, trabajadoras y trabajadores del CMC denunciaron el «vaciamiento» y «privatización» que supuestamente impulsaba el municipio. En ese sentido, cuestionaron que «no hay materiales para realizar los talleres, las escuelas de cerámica, música y danza tampoco tienen presupuesto para sus actividades».
Por otro lado, también criticaron las condiciones de los espacios que están destinados para el área de Cultura. Uno de ellos es el Molino Werner, donde advirtieron que había «muchas irregularidades porque no se realizaron las desinfecciones que debían hacerse. Las condiciones no están dadas, hay ratas, hay palomas, además de que todavía no está hecha la instalación del gas».