Alarma en Santa Rosa por la clonación de tarjetas

ROBAN MILES DE PESOS

Durante los primeros días de la semana se dieron a conocer varios casos de robo a tarjetas de débito en la capital provincial a través de la modalidad “Skimming”, operación que los delincuentes llevan adelante gracias a un dispositivo colocado en el lector del cajero automático, con el que logran copiar la información de la banda magnética de las tarjetas. Las denuncias que los damnificados hicieron en diversas comisarías de la ciudad ya son investigadas por la Brigada de Investigaciones y se pudo saber hay casos particulares en los que las sumas sustraídas son onerosas y que superan los 10 mil pesos. De acuerdo con las declaraciones de algunas víctimas, los hechos ocurrieron en cajeros de la red Banelco de los bancos Galicia y Patagonia.

Cuenta “pelada”.
Germán fue uno de los vecinos santarroseños víctima del robo a través del copiado de la banda magnética de las tarjetas de débito. Ayer, en diálogo con Radio Noticias, contó cómo fue la situación en el cajero del Banco Galicia -donde ocurrió el ilícito- y aseguró que el monto que le fue sustraído era muy elevado.
En su relato, Germán recordó que fue “el día sábado para hacer una transferencia al Banco Galicia. Cuando estoy en el cajero veo que la tarjeta ingresaba con muchísima dificultad, entonces reviso la tarjeta a ver si tenía un problema. Se desocupa el cajero de al lado, intento poner la tarjeta y noto el mismo problema. Luego de varios intentos la tomo, hago la operación y me voy”, indicó. En este sentido continuó comentando que “el día martes entro desde mi Home Banking, veo mi cuenta pelada y a la otra cuenta que tengo asociada y también le faltaba plata. Entro a ver los movimientos y era un desastre. Figuraban extracciones y transferencias. Las personas que cometen esto, el mismo sábado extraen -en mi caso- el máximo que tengo para hacer por día, lo hacen el domingo y como no lo podían hacer más el resto lo transfirieron a otra cuenta”, continuó, mientras que en la cuenta que tiene asociada “hicieron transferencias, no extracciones por montos importantes”.

Más de diez.
Germán relató también que llamó al Banco y que le dijeron: “uh a vos también, tenemos más de 10 casos denunciados”.
“El banco detecta los movimientos sospechosos y bloquean las tarjetas. En mi caso el lunes a primera hora se bloqueó la tarjeta y yo de esto me enteré el martes. Me parece bien preventivamente pero si hubiese querido usar mi tarjeta no hubiera funcionado”, expresó. El vecino contó también que en el reclamo fue asistido por personal de la entidad bancaria -habló con distintos departamentos internos, Departamento de Fraude, entre otros- y aseguró que el mismo Banco le acreditó en su cuenta el dinero sustraído de las dos cuentas.
Con respecto al lector del cajero, destacó que vio “en el cajero una ranura más chica pero muy bien hecha del mismo color verde, está muy bien hecho; supongo que a eso no lo hace alguien sin experiencia”. Así mismo confió que la entidad le aseguró que hay personal interno investigando las cámaras; como así también a la cuenta donde se efectuaron las transferencias que, en este caso, se hicieron a otra entidad: “según me explicaron estas personas transfieren los montos de cuenta en cuenta que son abiertas uno o dos días antes con datos en principio apócrifos y que son difíciles de rastrear”, concluyó.

¿Qué es el skimmer?
El skimmer es un pequeño aparato que emplea la tecnología usada por los cajeros automáticos para leer la banda magnética de las tarjetas. Se trata de un esquema de fraude muy puntual y de rápida identificación. A partir de la implementación de la tecnología “chip” en las tarjetas, el “skimming” ya no es significativo. Cuenta además con una ranura falsa que copia la banda magnética de las tarjetas de débito cuando éstas son deslizadas para realizar alguna operación.