Inicio La Pampa "Algunos venden excedentes"

«Algunos venden excedentes»

CRECEN LAS HUERTAS FAMILIARES POR LA CRISIS

(Eduardo Castex) – El técnico de la Dirección de Agricultura Familiar de La Pampa, Rodrigo Allier, analizó que la situación económica, los precios de las verduras y el consumo de producción fresca e inocua han generado «un boom» de las huertas familiares para autoconsumo. «Hay muchos casos de
personas que plantean una huerta hogareña para autoconsumo y después siempre alguno hace venta de excedentes para obtener algún ingreso extra o mantener los gastos para comprar más semillas o plantines», dijo Allier.
El técnico del organismo gubernamental dictó -esta semana- la primera clase del taller de huerta para autoconsumo en Eduardo Castex, donde concurrieron más de 60 personas. Allí transmitió conocimientos teórico/práctico y herramientas para el desarrollo de una huerta
familiar agroecológica, para producir sus alimentos frescos y de calidad, para autoconsumo de manera más sustentable. También entregó plantines de lechuga, acelga, tomate y zapallitos.
La segunda clase -será el próximo martes- abordará las temáticas de abonos fermentados, donde se trabajará en la preparación de abono tipo Bocashi, que es un abono orgánico fermentado que se obtiene de un proceso de semi-descomposición aeróbica de residuos orgánicos por medio de poblaciones de microorganismos que existen en los propios residuos, y
en condiciones controladas producen un material parcialmente estable de lenta descomposición, capaz de fertilizar a las plantas y al mismo tiempo nutrir al suelo.

El boom.
Las huertas para autoconsumo han tenido un desarrolló muy significativo en los últimos meses, y en Eduardo Castex está es la segunda capacitación que se dicta. Las huertas familiares, huerta orgánica o agroecológica proponen consumos de alimentos «mas inocuos y limpios para
el que la produce y quienes la consumen», explicó Allier.
«Este año en el INTA en Santa Rosa se entregaron mas de 3 mil kits, que es el doble de lo habitual. Quizás tuvo mayor difusión o porque la gente quiere consumir alimentos frescos inocuos o sin herbicidas, otros querrán alimentos de calidad y otros abaratar los costos de la canasta familiar porque hoy los precios son muy elevados», analizó Allier.
-¿Las huertas familias se desarrollan por la cuestión económica o porque la gente pretende consumir alimentos más sanos?
-Habría que hacer una pequeña encuesta entre los asistentes, pero desde el INTA destacan los mayores pedidos de semillas y lo económico es lo que dicen las instituciones. La gente quiere consumir alimentos frescos, pero en el caso de la frutilla la gente busca plantas para consumir
porque el kilo sale 350 pesos, y es un lujo comer frutillas. Soy técnico y productor, y la huerta tiene destino para autoconsumo y venta de excedentes para seguir creciendo.
-En comparación con los mercados centrales, ¿en el interior se perciben precios abusivos?
-Hay precios que son elevados, y la gente debe apoyar a los productores locales. En las ventas directas se consiguen buenos precios. Los costos operativos inciden mucho en los precios. Tenemos que impulsar las producciones locales, defender las producciones locales y proponer que sean inocuas.
-¿Es posible realizar una huerta de autoconsumo en espacios reducidos?
-Si. Hay un abanico de posibilidades para producir en espacios reducidos. Pocas especies y de ciclos cortos, que se pueden hacer para ser autosuficientes.