Alta adhesión en La Pampa al paro docente

POR LA PARITARIA

Los sindicatos docentes Utelpa, AMET, Sadop y ADU llevaron adelante ayer un contundente paro nacional contra la represión y el ajuste salarial, impulsado por el gobierno de Cambiemos, con un alto acatamiento y adhesión del 90 por ciento en Santa Rosa, entre el 70 y 80 por ciento en General Pico y dispar en el interior.
Por la mañana, se realizó una movilización desde la plaza San Martín hasta Casa de Gobierno donde los gremios entregaron al gobierno provincial un petitorio para que transmita el reclamo a las autoridades nacionales.
De la manifestación, participaron también otras organizaciones políticas y sindicales, entre ellas el Frente Ciudadano, el Movimiento Socialista de Trabajadores, la Corrientes Clasista y Combativa y el Frente Peronista Barrial.
En el petitorio entregado, los docentes reclamaron por la apertura de la paritaria nacional docente y por el cese de la represión contra los maestros que se produjo recientemente en Chubut y Corrientes, situaciones que generaron el repudio social.
Según se informó desde la Utelpa, el acatamiento al paro docente fue total en diversas instituciones de esta capital como las escuelas 201, 5, 6, 38, 39 y 78, entre otras; y “muy alto”, en la 114, 74, 143, 180 y 201.
La secretaria de Prensa de Utelpa, Claudia Calderón, afirmó que “la movilización más importante se realizó en Buenos Aires, pero también decidimos movilizar en Santa Rosa porque la ciudad representa la presencia del gobierno provincial donde vamos a entregar un petitorio”.
En el escrito, agregó, “vamos a pedir que la Provincia intervenga ante la Nación para hacer llegar nuestro reclamo por la apertura de la paritaria y el cese de la represión” contra las protestas.
Además, los gremios provinciales también pidieron al Ministerio de Educación pampeano el adelantamiento de la cláusula gatillo, prevista para agosto, porque el ajuste nacional alcanza a la provincia y genera “pérdida del poder adquisitivo”.
Sobre la posibilidad de que no comiencen las clases luego del receso invernal ante la falta de respuesta de las autoridades nacionales, Calderón manifestó que “si la Ctera lo decide vamos a traer el debate a las bases, es una posibilidad porque estamos haciendo un plan de lucha que tiene distintas acciones”.

Sin clases.
Antes de la marcha, Santiago Audisio, del gremio de docentes universitarios, manifestó que “nos estamos solidarizando con los trabajadores docentes de Corrientes y Chubut” y agregó: “No podemos permitir que el gobierno venga con ajuste y con palos, gas pimienta para desalojar espacios y hacernos recordar que ellos tienen el poder”.
Además, el sindicalista explicó que “nosotros queremos trabajar en nuestras aulas, en paz, y para eso precisamos aumentos salariales, mejores condiciones laborales porque el ajuste no nos permite vivir y mantener dignamente a nuestras familias”.
“Se viene perfilando a que, tanto de Conadu Histórica como de Conadu, estamos apuntando, se va a terminar el 6 de julio, es muy probable que no comencemos con las clases en el segundo cuatrimestre”, siguió Audisio.
La delegada de Sadop, Marcela Urban, dijo que “la política neoliberal que nos venían a imponer, la pretenden impulsar así sea a los palos” y cuestionó las medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri que apuntan a un proceso de “devaluación, ajuste y represión”.

Otro repudio por despidos
Durante la manifestación, los gremios docentes rechazaron también el despido masivo de 357 trabajadores de la agencia Télam, entre ellos los pampeanos Mariano Rodríguez Vega (periodista) y Julián Varela (fotógrafo). La medida fue considerada como “parte del plan de ajuste del gobierno de Cambiemos”.