Altolaguirre, cuestionado por “gestión unipersonal”

EL CONCEJAL MIGUEL BRAVO, ALEJADO DE LA CAMPAÑA ELECTORAL

Sesión en el Concejo Deliberante. Los empleados de Zoonosis interrumpieron la sesión. Miguel Bravo, concejal. PUBLICADA 09/06/2016

Miguel Bravo, del bloque unipersonal UCR-Cambiemos, está alejado de la campaña electoral de cara a los comicios de febrero y mayo próximos. “No estoy haciendo nada, no me han convocado, estoy totalmente desconectado de la política” , le dijo a LA ARENA.
“Me queda un año de gestión en el que haré lo mejor que pueda para la ciudad, que la amo, la quiero mucho. Ahí voy a estar”, añadió quien hace más de un año abandonó el bloque de la UCR-Frepam para constituir uno nuevo.
Aclaró que sigue siendo radical y que “cuando llegue el momento de acompañar el candidato que gane (la interna UCR vs. PRO) , voy a estar, ahora es un problema entre los candidatos que deberán resolver; yo soy radical y espero que se afiance esta alianza Cambiemos, que es lo que motivó que hiciera mi propio bloque”.
“Yo no soy del Frepam y ese era mi deseo (la alianza Cambiemos), el que se cumplió y ahora todos estamos en Cambiemos. Yo soy radical dentro de un espacio que es Cambiemos, cuando no exista más volveré a ser radical”.

“Se ensimismó”.
Bravo da por seguro que en la interna con el PRO, Daniel Kroneberger se impondrá al “Colo” Mac Allister. “Yo creo que ganará Kroneberger, el radicalismo unido es muy difícil que pierda”.
El concejal remarcó que “el radicalismo necesita una renovación total, algo que me di cuenta siendo concejal. Voy a cumplir 50 años y siempre estuve de fiscal o fui un gran acompañador del radicalismo; ahora, me tocó verlo de adentro como funcionario. Es urgente la renovación y si puedo seguir acompañando a la gente que corresponda, participaré de ese proceso”.
Bravo continuó: “El partido necesita gente nueva, no digo que no tenga carga ideológica, estoy en contra de que se pierda la realidad, la practicidad de las cosas. Debemos hacer un debate dentro del partido para decidir qué proyecto de provincia tenemos, qué proyecto de ciudad y esto no lo escucho pese a que me acusaron de querer ser de vuelta concejal y que por eso hice todo lo que hice”.
“No hice ningún escándalo, acá estoy y cuando miren para abajo me van a ver de fiscal en una mesa, como hice siempre. La condena es terrible cuando pensás diferente. Como pasó con el tema de las antenas, fue terrible la condena que me hicieron y lo que hice lo hice por mi ciudad, no para tener un beneficio personal”.
En este, el último año como edil, enfatizó: “Seguiré representando a los vecinos, como hice siempre, que cuando veo que algo está mal lo voy a discutir con fundamentos. En el caso de La Recova cómo me condenaron dentro del partido, sin embargo me banqué la parada. Y con la ex Casa Torroba tuve una crítica excepcional de mi partido”.
“Esto no quiere decir que no sea orgánico. Ojalá que gane el “Ruso” (Kroneberger), ojalá Dios lo quiera, y lo digo como radical y no porque me haya convencido de un proyecto de provincia. En mi caso, para representar a los vecinos, debo tener ciertas posturas y no estamos acostumbrados a eso”.
-¿Cómo juzga la gestión municipal de Leandro Altolaguirre?
-Creo que en muchas cosas se encerró, se ensimismó, y eso es hoy su gestión unipersonal. La gente ahora lo va a juzgar, si lo vuelve a acompañar o no.