Altolaguirre no puede “gatillar”

DIJO QUE NO TIENE FONDOS PARA PAGAR LA CLAUSULA GATILLO A EMPLEADOS

Durante la presentación de las actividades de cierre de las vacaciones de invierno, el intendente municipal Leandro Altolaguirre tuvo que responder sobre otras cuestiones y, en ese marco, reconoció que la comuna se encuentra “complicada” para “seguir con la pauta salarial provincial” y pagar los próximos sueldos con el aumento del 5,9% de aumento por la cláusula gatillo.
En conferencia de prensa y al ser consultado por la prensa local, el jefe comunal advirtió que la situación financiera del municipio capitalino no es la mejor y confesó que “en septiembre y octubre” la comuna va “a estar complicada.
En los haberes de julio de los trabajadores estatales vendrá con un ajuste por la activación de la cláusula gatillo, equivalente a un 5,9% de incremento.
“No es fácil, pero la voluntad del municipio es cumplir la pauta salarial. No te sabría decir cuánto es la cláusula gatillo, pero la coyuntura nos está haciendo prever que si no conseguimos algún oxígeno o fondos, vamos a estar complicados”, detalló Altolaguirre.

Megaestadio.
El lunes pasado, el jefe comunal mantuvo un encuentro con el ministro de Obras Públicas Julio Bargero. El objetivo de la reunión había sido detallar y analizar las principales necesidades que tiene la capital provincial en materia de obras y cuáles representaban mayor prioridad.
Al ser consultado, Altolaguirre señaló que, a partir de la decisión de terminar con el techado del Megaestadio, apuntarán -principalmente- al área de la ciudad que rodea al polideportivo.
“Es necesario refuncionalizar los servicios de la zona, avanzar con el recambio de acometidas que se iba a hacer en una última etapa, y resolver el cierre de la Circunvalación y el cuello de tránsito que se genera desde la rotonda de Algas (actualmente Changomas) hacia ese sector”, explicó Altolaguirre. Sin embargo, no dio precisiones sobre cuándo, ni cómo, se planea implementar dichas obras en esa zona de la ciudad.

Barrio Atuel.
Otro punto de discusión fue la problemática que viven los vecinos del barrio Río Atuel, tras una serie de reclamos por parte de los concejales santarroseños. “Ahí hay un consorcio y por una cuestión jurídica es más complicado ingresar a las viviendas para hacer los arreglos. Son obras a realizar entre el municipio y la provincia sobre cloacas y agua que queremos incluirlas en el Plan de Mitigación. Es un problema interno y muy grave con el que tienen que convivir los vecinos”, detalló el intendente.

Asfalto.
La Planta de Asfalto se incluyó dentro de la agenda del encuentro entre el intendente y el funcionario provincial. Allí las conversaciones rondaron en implementar las tareas necesarias para ponerlo en marcha finalmente. Sin embargo, no precisó fecha estimativa para su inauguración.
Es ese contexto, mencionó que dentro de lo conversado con el ministro Bargero, surgió la posibilidad de que las autoridades de Vialidad Provincial colaboren con el municipio a través de su laboratorio de calidad de asfalto, en lo referente a la formulación de las mezclas con las que se va a trabajar para elaborar el material asfáltico.
En relación con la planta, otro de los proyectos que se mencionó fue la primera etapa de pavimentación de 154 cuadras, correspondientes a las actuales calles de tierra que han quedado dentro de los recorridas de las líneas del transporte urbano de pasajeros, para mejorar dicho servicio y brindar mejor interconectividad a los barrios de la ciudad.
Anticipó que, en una segunda etapa, se llegaría a otros sectores que requieren asfalto y vienen largamente postergados, como la conexión entre la Escuela del Barrio Los Hornos con la Avenida Perón, donde se requiere fundamentalmente avanzar en los proyectos de agua y cloacas, para después licitar todo en conjunto.

Mesa.
A un día de que el gobierno nacional, según las declaraciones del presidente Mauricio Macri, reconociera que la situación actual de la Argentina es “tormentosa”, el intendente santarroseño no dudó en confirmar que la Unión Cívica Radical debe continuar integrando la alianza de Cambiemos: “Cuantas más dificultades hay, más hay que apoyar”.
De todas maneras, advirtió que no ha participado de las conversaciones entre los miembros del frente porque está “dedicado en 100% en su gestión”. “Las medidas del Gobierno son necesarias aunque no son para nada simpáticas. Hay que buscar coincidencias y no reiniciarnos permanentemente como una computadora, porque de tanto reiniciarnos se va a terminar rompiendo”, lanzó el mandatario.