Ambulantes: inmobiliarias imponen trabas

NO ENCUENTRAN LOCALES PARA PODER ALQUILAR COMO COMERCIOS

El desenlace del conflicto entre vendedores ambulantes y la Municipalidad de Santa Rosa aún sigue abierto. Pese a las continuas reuniones, los trabajadores continúan con dificultades para encontrar un local comercial, mientras que las autoridades municipales, para no agravar la problemática, siguen ampliando los tiempos de espera. Por lo menos, hasta esta semana, los diez de los trece vendedores podrán desarrollar su actividad en las calles céntricas de la ciudad.
La directora de Desarrollo Local, Elida Deanna, explicó a LA ARENA que en la reunión que se mantuvo ayer con los trabajadores se dialogó sobre una posibilidad latente que tienen los vendedores de concretar el alquiler de un establecimiento.
“Este lugar reúne las características necesarias para que los diez trabajadores continúen con su actividad. Sin embargo, a causa de ciertos obstáculos que tienen para cerrar decidimos volver a reunirnos el próximo miércoles y analizar ahí los avances en las negociaciones”, puntualizó Deanna.
“Los dos principales impedimentos que plantearon los trabajadores son los requisitos que solicitan la inmobiliarias para cerrar el contrato y la cuestión económica”, aseguró. La problemática es clara, las inmobiliarias son reacias a evaluar un contrato de alquiler con un grupo asociativo.
De esta manera, tanto vendedores como autoridades municipales intentarán para mañana agilizar gestiones e intentar flexibilizar los términos del contrato para que se puedan dar un cierre a este conflicto de más de dos meses.

Siguen en la calle.
La funcionaria municipal confirmó que los vendedores ambulantes continuarán durante esta semana con su actividad dentro del centro santarroseño. Sin embargo, aclaró que este plazo se ampliará si las negociaciones para concretar el alquiler de un local comercial siguen latentes, de lo contrario la comuna iniciará las gestiones para reubicar a los vendedores.
En ese sentido, Deanna señaló que “el municipio es consciente que ellos deben continuar con su actividad para tener los ingresos necesarios para afrontar los costos que implican el proceso de alquiler y habilitación de un local comercial”. “Podrán seguir en el centro hasta que puedan inaugurar un local, si esto se cae, deberán relocalizarse”, amplió.