Amplían la investigación por la muerte de Martínez

MODIFICARON LA CARATULA Y DICTARON PREVENTIVA AL AGRESOR

La investigación por la muerte de un vecino de esta ciudad que se produjo cuatro días después de que sufriera presuntas heridas superficiales tras un ataque, cambió su curso de manera rotunda durante las últimas horas, luego que el informe forense confirmara la gravedad de las lesiones. Esto también varió la situación procesal del agresor, a quien en principio se le había formalizado la Investigación Fiscal Preparatoria por la figura de Lesiones leves, y ayer se le cambió la carátula a Homicidio simple en grado de tentativa y se le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso. De manera paralela se investigará a los médicos que atendieron al herido en el Hospital Centeno y que le dieron el alta a las pocas horas de su ingreso.
El sábado 23 de junio pasado, Eduardo Martínez fue atacado en la vereda de su domicilio de calle 4 entre 105 y 107, del barrio Alborada, por un joven que le produjo algunas heridas en la zona del abdomen, con un arma blanca. El hombre fue trasladado por el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) al Hospital piquense, donde tras curarlo de las heridas que se suponían superficiales, le dieron el alta a las pocas horas. Cuatro días más tarde, el miércoles 27 de junio, Martínez fue encontrado muerto en su casa tras haber sufrido un paro cardio-respiratorio.

Heridas de gravedad.
El agresor había sido detenido momentos después del hecho y se le había iniciado una investigación por el delito de Lesiones leves. Sin embargo, la Fiscalía de Delitos contra las personas de la Segunda Circunscripción Judicial de La Pampa, recibió el jueves el informe preliminar de la autopsia, que determinó que la víctima de este ataque había sufrido heridas de gravedad.
Ayer a la mañana, a Federico Nicolás Inchaurrondo se le tomó declaración de imputado, y más tarde, en una audiencia de la que participaron los fiscales Guillermo Komarofky, Armando Agüero y Emilia Oporto, además del defensor Alejandro Caram, el juez de control Diego Ambrogetti, le formalizó la Investigación por la presunta comisión del delito de Homicidio en grado de tentativa, que prevé una escala penal que va de los 4 a los 16 años de prisión. Además el magistrado le dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso.
“Con posterioridad a la primigenia audiencia en la cual se le imputó haberle causado ciertas lesiones a Martínez, las circunstancias indicaban que no pasaban de lesiones leves. A los cuatro días del hecho Martínez fallece y el informe de autopsia nos indica que presentaba heridas de gravedad, que no eran cortantes sino que eran penetrantes y que algunas de ellas tenía un ingreso de 12 centímetros en la zona intestinal. Por lo tanto la Fiscalía entendió que Inchaurrondo no sólo había querido lastimar a Martínez, sino que había querido darle muerte, por eso es Homicidio en grado de tentativa”, dijo el fiscal Komarofky tras la formalización.

Atención médica.
El funcionario judicial dijo que también se investigará el accionar de los médicos del Hospital Centeno, que dieron de alta al herido, a las pocas horas de su ingreso.
“Se está evaluando la conducta médica, porque ingresa a las 7.45 del día del hecho y es dado de alta a las 2 de la tarde. Tenemos que tratar de explicar si se le otorgó una asistencia médica efectiva, conforme a las lesiones que presentaba o si las lesiones no fueron en un principio observadas, que es lo que parece, y que a la postre le causaron la muerte. De manera inicial no fueron tratadas como correspondían y es lo que derivó en el fallecimiento de Martínez, eso está en investigación. Tenemos en claro con esta autopsia, que las heridas que presentaba son punzo cortantes”, finalizó.