viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa APE "por ahora no" responde a Forestal

APE «por ahora no» responde a Forestal

CRITICAS DE LA EMPRESA PIQUENSE AL GOBIERNO PROVINCIAL

«Por ahora no», respondió ayer una alta fuente de la Administración Provincial de Energía (APE) cuando este diario le consultó si iban a responder a la dura acusación que la empresa Forestal Pico SA le formuló en la víspera a través de una solicitada. La firma perteneciente a la familia de Julio «Tito» Pechín, presidente de la UCR La Pampa, criticó al Ejecutivo provincial y acusó a la Administración Provincial de Energía de «coacción».
El directorio de la Forestal Pico respondió así a las fuertes críticas que había efectuado el Frente Justicialista Pampeano de General Pico, mencionando una presunta contradicción entre el reclamo por falta de apoyo de los sucesivos gobiernos justicialistas al empleo privado y el crédito de promoción industrial que la Provincia le otorgó a Forestal Pico en 2015.
La empresa piquense aseguró que en 2016, la nueva conducción de APE -designada por el gobernador Carlos Verna, tras asumir el 10 de diciembre de 2015- cambió las reglas de juego: «la provisión de energía eléctrica solicitada y por ellos declarada factible unos meses antes, solo será posible si la empresa lleva a cabo obras de adecuación en la Subestación Transformadora Parque Industrial General Pico». Al respecto, Forestal Pico resaltó que «las obras correspondientes al suministro de energía debe realizarlas quien presta el servicio y jamás los particulares».
A su vez, denunció que «en octubre de 2018, sin suministro eléctrico y ante la coacción de APE debimos entregar un campo de conexión en la SET APE 33/13.2 Kv «parque industrial» (para uso de la empresa), proyecto para la construcción de dos campos de 33KVA (para cuestiones ajenas a la empresa) y dos interruptores 33 KV. Una vez cumplidos los requerimientos, nos obligaron a firmar un convenio por el cual APE se comprometía a entregar una potencia máxima de 2.500 KVA y reconectar el servicio a la empresa».
Ante esta situación, la firma radicada en General Pico culpó a APE debido a que «la planta industrial para la fabricación de bolas de acero para la molienda de minerales, no puede producir la gama completa de productos ya que la APE no provee la cantidad de energía factibilizada hace cuatro años». Esto fue expuesto el 20 de marzo ante la entidad estatal, pero no obtuvieron «respuesta alguna».