Inicio La Pampa Apoyo de los gobernadores

Apoyo de los gobernadores

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, compartió ayer un almuerzo y reunión de trabajo junto a doce gobernadores peronistas, entre ellos Carlos Verna junto a quien lo sucederá en el cargo en nuestra provincia, Sergio Ziliotto.
El encuentro, a puertas cerradas, se desarrolló en las oficinas que el ex jefe de Gabinete tiene en el barrio porteño de San Telmo. En el encuentro no estuvo la compañera de fórmula presidencial, la ex mandataria Cristina Fernández.
Del cónclave participaron, además de Verna y Ziliotto; Juan Manzur (Tucumán), Mariano Arcioni (Chubut), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Domingo Peppo (Chaco), y Sergio Uñac (de la provincia de San Juan).
«Entre todos vamos a poner el país en movimiento», aseguró Alberto Fernández en su Twitter, junto a la foto con todos los que asistieron al encuentro. «Con los gobernadores coincidimos en que la prioridad es volver a crecer y defender el trabajo de los argentinos. Hoy podemos elegir entre un país para todos o este gobierno de unos pocos», añadió el candidato a ocupar el sillón principal en la Casa Rosada.
El gesto de apoyo fue importante, porque además de los gobernadores que cerraron con el kirchnerismo hubo otros tres que irán con boleta corta en sus provincias. La reunión fue para «analizar la situación del país», aunque en el entorno de Fernández enseguida leyeron como un gesto de apoyo la participación de todos los que se acercaron al encuentro.
Según informó lapoliticaonline.com, el candidato del Frente de Todos «aceleró el inicio de su campaña. Después del encuentro con los gobernadores, se dirigió al Senado a una cumbre con el bloque del PJ que comanda el cordobés Carlos Caserio. Un día antes almorzó con Axel Kicillof, cerró un plenario del Frente Renovador con Sergio Massa y cenó con el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti (no estuvo en la reunión de ayer pero ya confirmó su apoyo)».
En tanto, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, se disculpó en las redes sociales por su ausencia. «Lamento mucho no estar presente en el almuerzo de hoy con los gobernadores de nuestro espacio y Alberto Fernández. No descarto que en breve, vamos a encontrarnos para empezar a construir, en Argentina y San Luis, la justicia social y el desarrollo que nuestro pueblo merece», escribió el mandatario puntano.

Boleta corta.
Entre las provincias que marcaron asistencia hubo tres casos de especial atención. Por un lado, que en medio de los gobernadores se vio al diputado Jorge Franco, que responde al misionero Carlos Rovira. «El dato es clave porque en esa provincia Oscar Herrera Ahuad irá con boleta corta, pero hace unos días recibió a Fernández y con la presencia del enviado a la cumbre quedó sellado el acercamiento al kirchnerismo», resaltó LPO.
También fue importante la presencia de Peppo, que pese a su enojo con Cristina Kirchner porque lo obligan a llevar la boleta corta en su provincia para beneficiar a Jorge «Coqui» Capitanich, ratificó el apoyo a Alberto.
«Otro caso particular fue el de Zamora. Como contó LPO, el primer radical K hizo una jugada astuta en su provincia con dos listas de senadores que le garantizarían tres bancas, dos por la mayoría y una por la minoría. La boleta corta de su Frente Cívico la liderará su esposa Claudia Zamora, diputada nacional y ultracristinista declarada; seguida por su vicegobernador, José Emilio Neder. Por el Frente de Todos buscará la reelección Gerardo Montenegro, dirigente de UPCN y leal al gobernador, tanto o más que la segunda de esa boleta, Ada Iturrez de Capellini, también senadora y miembro del Consejo de la Magistratura».

Pichetto.
Una vez terminada la reunión, Manzur confió a los medios que Alberto les pidió a los gobernadores que lo «ayuden» y «sean parte» de la campaña, colaborando para «generar propuestas positivas hacia un futuro cercano».
«Hay que modificar la política económica actual para en cambio impulsar todo lo que tiene que ver con el desarrollo, generar puestos de trabajo, bueno, sobre esos temas giró esta primera reunión de trabajo», explicó el tucumano, que además se aclaró de remarcar que «(Miguel) Pichetto se fue con la oposición» y enfatizó: «Respetamos la decisión que adoptó pero reitero, los peronistas votamos peronistas y hoy la fórmula del peronismo en la Argentina es Alberto Fernández y Cristina».

«Principales aliados»
El precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, reiteró su compromiso de «desarrollar un país más federal» y «promover las economías regionales». El encuentro permitió «escuchar las necesidades de las provincias para seguir avanzando en la elaboración de un programa de crecimiento que integre y contenga a todo el país», agregó Fernández.
«La Argentina dice ser un país federal pero no lo es, tenemos que cambiar el unitarismo por más federalismo y lo voy a hacer con los gobernadores. Por eso, ellos y ellas serán mis principales aliados», dijo Fernández y reiteró: «Tenemos que mirar para adelante, buscar entre todos el modo de construir un país más equilibrado».
Por su parte, el gobernador tucumano Juan Manzur aseguró que «el peronismo vota peronistas» al ser consultado por el apoyo de la mayoría de los gobernadores justicialistas a la fórmula Fernández-Fernández.
En el mismo sentido se manifestó el gobernador santiagueño Gerardo Zamora, quien pidió cambiar el actual el modelo económico que tiene su eje en un sistema financiero perverso por un modelo productivo que «tenga en cuenta las economías regionales, genere riqueza y fuentes de trabajo».
Anoche, Fernández también cenó con el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti, con quien se comprometió a «trabajar juntos». «Vamos a iniciar un tiempo que ponga fin a los desencuentros del pasado», aseguró Fernández.

«Tienen una visión federal»
El gobernador electo de La Pampa, Sergio Ziliotto, destacó que tanto Alberto Fernández como Cristina Fernández «tienen una visión federal de la Argentina que nos da mucha tranquilidad» al analizar el encuentro que ayer 12 gobernadores sostuvieron con el candidato presidencial.
Ziliotto, que compartió el cónclave junto al gobernador Carlos Verna, calificó como «muy constructivo», dicho encuentro. «Tenemos que desandar el camino en el que nos introdujo el gobierno de Macri que nos llevó a que cada vez haya más recursos concentrados en las grandes urbes» y así avanzar en la reconstrucción de «un país federal, con crecimiento armónico y desarrollo sustentable», afirmó el actual diputado nacional del PJ.
Ziliotto precisó que se avanzó en el diseño de la campaña electoral en relación a «la estrategia que vamos a implementar para llegar a la mayor cantidad de argentinos, no solo a los que ya tienen definido su voto, sino a quienes es necesario convencerlos para marcar tendencia en las PASO y definitivamente ganar en primera vuelta».
El próximo gobernador pampeano no ocultó su satisfacción de «ver 17 provincias alineadas con nuestro candidato a Presidente y nuestra candidata a Vicepresidenta (por Cristina Fernández). Este hecho nos da la satisfacción de saber que, una vez más, desde el peronismo pusimos nuestro granito de arena para lograr la unidad de la inmensa mayoría del PJ».
En un comunicado de prensa, Ziliotto enfatizó que es mucho lo que hay que hacer «para sacar el país adelante» y puntualizó que «es necesario rescatar la Argentina, ponerla al servicio de la producción, recuperar la industria nacional, el trabajo argentino y nosotros tenemos en claro que para eso la receta es más justicialismo».
También señaló que lo más importante de las reuniones con Fernández es «que se habla mucho de federalismo, del crecimiento armónico, del desarrollo sustentable en todo el país, dándole oportunidades a todos».
En este sentido valoró que en los encuentros el denominador común es «mirar el país desde el punto de vista federal y no una Argentina expulsora desde el interior a la Capital, que lo único que logra es desmadrar la constitución geográfica de la Argentina, sino poblar centros que hoy no tienen ninguna viabilidad urbanística».

Recaudación.
Y agregó que es «insoslayable el dato que indica que los únicos dos distritos en los cuales la recaudación superó la inflación son la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. Esto indica que no hay federalismo fiscal, nos pone todo mucho más difícil en el interior».
Sobre este tema añadió que «se puede producir en provincia de Buenos Aires, en Tucumán o en La Pampa, pero la diferencia que hay en cuanto al costo de la logística porque no hay una distribución de los recursos como corresponde es abismal y no permite que haya un desarrollo industrial en toda la geografía Argentina. Tenemos que darle sustentabilidad al federalismo, ese es el desafío».
El gobernador electo afirmó que para sacar adelante la Argentina es necesario sellar un «gran acuerdo nacional y los gobernadores deben ser un eje fundamental de ese acuerdo. Vemos una gran predisposición de Alberto Fernández y Cristina Fernández para que ese acuerdo se concrete y eso nos llena de satisfacción».