Apoyo de universitarios mendocinos

REPRESA PORTEZUELO DEL VIENTO

Docentes de la Universidad Tecnológica Nacional manifestaron su apoyo a la obra de Portezuelo del Viento sobre el río Grande, en el departamento de Malargüe, por su importancia “para toda la región y en particular para la Facultad Regional San Rafael, ya que siendo profesionales de Ingeniería, esta obra representa una oportunidad en cuanto al desarrollo de esta carrera”. Entre otros posibles beneficios, los docentes aseguraron que generará miles de puestos de trabajo, potenciará el desarrollo de áreas productivas y será el puntapié para un futuro trasvase de caudales desde el río Grande al río Atuel.
La facultad regional de la Universidad Tecnológica Nacional nació en la década de los 70 bajo la influencia de las grandes obras hidroeléctricas de Agua del Toro y Los Reyunos en el sistema hidroeléctrico del río Diamante, recordó ayer el periódico Diario de San Rafael al dar cuenta del pronunciamiento gremial universitario.
La Asociación Gremial de la UTN explicó que la represa -fuertemente cuestionada por la provincia de La Pampa- se realizará en una garganta especialmente apta para este proyecto y abre la oportunidad “para concretar la construcción de un complejo formado por cinco centrales hidroeléctricas”. El paredón de la represa será uno de los más altos de toda la Argentina y para su construcción “se prevé una inversión significativa, que generará puestos de trabajo directos e indirectos”.
“Los profesionales agregaron que la construcción de la presa es una obra muy importante que va a beneficiar a todos los argentinos, ya que por su magnitud llegará a producir más energía eléctrica que el complejo de las centrales hidroeléctricas los Nihuiles en el río Atuel, sumado a que con Portezuelo del Viento se da lugar a la construcción de una obra posterior, que permitiría el trasvase de una parte del caudal del río Grande, que corresponde a la provincia de Mendoza, al curso medio del río Atuel”, señala el artículo.
“Esta acción permitiría extender en unas 60 mil hectáreas el área bajo riego de una amplia zona del Sur mendocino, además de aumentar el caudal turbinado por el complejo hidroeléctrico El Nihuil”.
Los docentes afirmaron que “además del emplazamiento de Portezuelo del Viento, se deberán realizar otras obras de ingeniería, como una nueva traza para la ruta nacional 145 y la provincial 226, y la reubicación de la localidad de Las Loicas. También será necesaria la construcción de un tendido de la red eléctrica que conecte a la línea nacional y la construcción de una red eléctrica de interconexión internacional hacia Chile”.
Para concluir, sintetizaron que este emprendimiento de infraestructura favorecerá el desarrollo de un futuro sustentable y dará trabajo a los egresados de Ingeniería del departamento. “Portezuelo del Viento simboliza un río para la provincia de Mendoza, con todo lo que esto significa, pero también para la ingeniería en Argentina representa un nuevo desafío tanto de progreso, como de desarrollo sustentable”, concluyeron desde la Asociación Gremial de la UTN.