Aprobaron instalar antenas en plazas

EL PJ QUERIA "ESTUDIAR MAS" EL PROYECTO PERO AL FINAL LO VOTO EN TRATAMIENTO SOBRE TABLAS

Una controvertida ordenanza fue promulgada sobre tablas ayer en el Concejo Deliberante de Santa Rosa; aún cuando desde el PJ se había planteado que “había tiempo” para estudiar mejor el tema; y por sobre la advertencia de otro edil que directamente se oponía a posibilitar que en el futuro se puedan colocar antenas en plazas y paseos públicos de la ciudad.
Concretamente se mencionaba que se comenzó a avanzar con el proyecto a partir de una solicitud de una empresa que sería de origen cordobés, interesada en esa actividad.
Ayer este diario informó que la premura del Ejecutivo y sus concejales en el órgano deliberativo parecía iba a tener un freno. El PJ había dicho -en la voz de Araldo Eleno- “qué apuro hay”; en tanto el concejal radical disidente Miguel Bravo directamente se oponía y señalaba que podría significar un riesgo para la salud de la población.
Ayer los que votaron a favor no se interesaron en solicitar un estudio de impacto ambiental, que pudiera arrojar más tranquilidad para aprobar la iniciativa. Sólo Bravo, en soledad, se seguía quejando por eso.

¿Qué pasó en 24 horas?
Pero algo pasó entre bambalinas y el justicialismo -aunque es verdad, con algunas modificaciones, votó el proyecto enviado por el intendente Leandro Altolaguirre-, y ayer se votó sobre tablas. El único que se opuso fue Bravo (Radicales en Cambiemos), quien no ocultó su decepción por la forma en que habían actuado los peronistas. No votaron por no estar presentes Claudia Giorgis (Frepam), ausente con aviso, y el justicialista Jorge Rodríguez que tampoco estuvo.
Suele ser habitual en los órganos deliberantes que algunos proyectos sean votados por otro bloque distinto al que los presentó, en una suerte de intercambio de “figuritas”: “te voto este, pero quiero sacar este otro…”.
Es lo que sospecha el concejal que estuvo en contra desde el principio y no levantó su mano ayer.

Lo que se puede hacer ahora.
Así, por mayoría, se termina modificando la Ordenanza 2592 regulatoria de la instalación de estructuras de soportes de antenas y equipos complementarios de comunicación en la ciudad. De esa manera, el Ejecutivo podrá firmar convenios de arrendamiento con cualquier empresa de servicio que quiera instalar antenas. Las condiciones que surgen de la norma legal establece que “el espacio a considerar deberá tener como mínimo 8 mil metros cuadrados y la porción a arrendar no podrá superar el 2% de la superficie total”.
Además se establece que la autoridad de aplicación será la Dirección de Obras Particulares y Catastro y la Dirección de Planificación y Proyectos.

Obligaciones de las empresas.
También, se establece que quien instale las antenas tendrá que hacer obras de mejoramiento para disminuir el impacto visual -y aislar el lugar-, tendrá que prestar el servicio gratuito de Internet inalámbrico, deberá realizar el mantenimiento del lugar y tendrá a su cargo la instalación y pago de la iluminación.
Las empresas deberán abonar un arancel mensual por cada metro cuadrado utilizado, y se fijó el valor de cada unidad fiscal (UF) en un litro de nafta especial.
Se calcula que -de acuerdo al terreno a utilizarse- deberían abonar unos 15.000 pesos mensuales, cifra que ciertamente en principio no aparecería como demasiado importante. ¿Cuántas antenas se instalarían? Una voz desde el Concejo estimó que entre 10 y 15 en distintos puntos de la ciudad.