Inicio La Pampa Aprobaron la desregulación de Papel Prensa

Aprobaron la desregulación de Papel Prensa

"LEY CLARIN"

Con el apoyo mayoritario del interbloque peronista Argentina Federal, Cambiemos logró alzarse en el Senado con una de las leyes de interés para el Gobierno en el marco del llamado a extraordinarias: la que libera el precio del papel para diarios.
La flamante ley, del diputado justicialista Diego Bossio, deroga ocho artículos de la Ley 26.736, sancionada en 2011, que declaró de interés público la producción, comercialización y distribución de este insumo.
La iniciativa fue rechazada por el Frente para la Victoria-PJ de Cristina Kirchner; la puntana María Eugenia Catalfamo; la misionera Magdalena Solari Quintana; el porteño Fernando “Pino” Solanas; la rionegrina Magdalena Odarda; y el salteño Juan Carlos Romero, según el detalle publicado por parlamentario.com
“Argentina Federal sufrió un pequeño quiebre: los pampeanos Daniel Lovera y Norma Durango votaron en contra, a contramano de la posición mayoritaria de la bancada, mientras que los chubutenses Mario Pais y Alfredo Luenzo, y la catamarqueña Inés Blas se abstuvieron”, detalló el medio especializado.
El proyecto aprobado este miércoles elimina la obligación de comercializar el papel para diario a un precio único y público de pago. Además, desregula la cantidad de producción nacional y de importación de pasta celulosa y papel para diarios a fin de abastecer al mercado local.
Durante diez años el arancel de importación de papel de diario será del cero por ciento, con el objetivo de “garantizarle a los diarios más chicos que pueden importar sin aranceles”, explicó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. Asimismo, Papel Prensa podrá ofrecer descuentos, beneficios o promociones, que tendrán que ser igualitarios para todos los clientes.
Pinedo aseguró que la ley actual provoca la “inviabilidad de la industria”, por lo que consideró que hay que “quitar las restricciones” ante el avance del periodismo digital.
El legislador recordó que la norma sancionada durante el kirchnerismo era “una reglamentación casi absoluta para el ejercicio de esta industria”, ya que “el gobierno nacional podía fijar el precio, decir cuánto papel se podía importar, cuánto había que invertir, etcétera”.
Según el macrista, mientras se votaba e implementaba esta ley, “el mundo iba sufriendo una transformación que es la digitalización”, motivo por el cual la demanda de noticias mediante papel impreso decrecía.
Para el presidente provisional del Senado, esa ley generó el “efecto contrario” logrando la “suba del costo unitario” de los diarios y eso “afectaba en los pequeños diarios del interior de Argentina”.

Cristina.
La ex presidenta Cristina Kirchner tomó la palabra al cierre del debate y sugirió que este proyecto, que “demandó solo 20 días”, devela “dónde está el poder en Argentina; un poder que se conecta con todas estas bancas de diferente manera pidiendo que acompañen la ley”.
La senadora del Frente para la Victoria-PJ consideró que la iniciativa es “contraproducente para los intereses de todos los medios de comunicación pequeños de Argentina”.
También se refirió al “blindaje mediático a favor de las políticas del Gobierno” y a las “fake news” referidas al kirchnerismo, al citar el caso de su hijo, Máximo Kirchner, y la ex ministra Nilda Garré, acusados falsamente de “tener millones de dólares en cuentas en paraísos fiscales”.
Por su parte, la presidenta de la Comisión de Industria y Comercio, María de los Ángeles Sacnun -también del Frente para la Victoria-PJ- sostuvo que “es incompatible mantener la declaración de interés público y por otro lado liberar el precio del papel prensa”.
“Con esta ley estaríamos fomentando una democracia tutelada, tutelada por los grandes medios de comunicación que vuelven a tener una posición dominante en torno a la desregulación del precio del papel utilizado en la prensa en Argentina”, advirtió la santafesina.

Precios.
El jefe del interbloque peronista, Miguel Pichetto, defendió el proyecto al sostener que “la desregulación de la importación del papel alienta el esquema de competencia y mejora de precios”.
“No hay ninguna conspiración en marcha: simplemente hay un proyecto que se adecua a los tiempos de un capitalismo moderno, no de una economía cerrada que no permita posibilidades de crecimiento”, concluyó el rionegrino.
Al finalizar la discusión, el titular del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, se refirió a los resultados de la ley de 2011 y analizó que “lo único que logró con el paso del tiempo es perjudicar a quienes decía beneficiar”.
Naidenoff le respondió a Cristina y enfatizó que “no alcanza el blindaje mediático cuando la realidad económica te desborda. No se tapa el sol con las manos”. El radical recordó que “el gobierno anterior intentó un blindaje mediático” a través de “lo que invertía el Estado” en materia de publicidad “en medios estatales y paraestatales”.

Cristina y Santa Rosa
La senadora Cristina Fernández de Kirchner sorprendió ayer al manifestar su preocupación por los datos de desempleo que se conocieron sobre Santa Rosa. Durante su discurso en el Congreso nacional, la ex presidenta habló sobre la desocupación en el país y nombró lo que sucede en la capital pampeana, donde afirmó que “han cerrado comercios con 420 despidos”.
Desde su banca en la Cámara alta, la ex presidenta dijo que “se conocieron los índices de desocupación (un dato brindado el martes de manera oficial y que es de 13,2 por ciento para el conglomerado Santa Rosa-Toay), y encabeza el ranking de desocupación La Pampa. Me conecté con la gente de La Pampa y en Santa Rosa ya han cerrado comercios con 420 despidos. Alpargatas también cerró y dejó a 130 personas en la calle. Este panorama se repite en todas las provincias de la República Argentina: aumento de la desocupación, cierre masivo de comercios, cierre de fábricas, algunas centenarias”.