Inicio La Pampa Ardieron dos camionetas y un taller

Ardieron dos camionetas y un taller

Dos camionetas Toyota Hilux que estaban en reparación en un taller mecánico ubicado en Borges 225, casi Quemú Quemú, de Santa Rosa, se incendiaron en la madrugada de ayer a raíz de un desperfecto eléctrico. Como consecuencia las llamas también afectaron la galería del local donde se encontraban los vehículos, unas 300 colmenas y rollos de pasto. Si bien los daños fueron cuantiosos, no hubo que lamentar personas heridas. El foco en principio surgió del desperfecto eléctrico de una de las pick up. Un mecánico informó a las autoridades que una de las camionetas «había llegado al taller con fallas eléctricas».
El episodio ocurrió en la madrugada de ayer, aproximadamente a las 4.50 horas, cuando un desperfecto eléctrico provocó el incendio de dos camionetas marca Toyota Hilux, parte del taller, colmenas de madera y rollos de pasto. El trabajo de Bomberos de la Policía para sofocar el foco demandó al menos tres horas de trabajo.
Personal que trabajó en el lugar afirmó al programa «El Aire de la Mañana» (Radio Noticias 99.5) que el mobiliario «corría peligro de derrumbe».

Destrozos totales.
Las llamas en tanto destrozaron a ambos rodados dejándolos irreconocibles. También atacaron parte del taller y por fortuna los Bomberos evitaron que el incendio continuara avanzando hacia el interior, donde funciona un lubricentro y había más vehículos. En la parte exterior, el foco quemó unas 300 colmenas, chapas y rollos de pasto que el dueño del lugar tenía para alimentar a un equino.
En cuanto a los hechos Mauricio Panza, propietario del taller, dijo al móvil de Radio Noticias que pasadas las 4 escuchó «explosiones» y supuso «que se trataba de un robo». Sin embargo cuando llegó al lugar encontró la galería envuelta en llamas.
El hombre agradeció la presencia inmediata de la policía y del cuerpo de bomberos y aclaró que «está todo asegurado».

Derrumbe.
El subcomisario Ricardo Collado a cargo del operativo que sofocó el incendio del taller, dijo que los efectivos fueron alertados por uniformados de la Seccional Sexta: «nos convocaron por el dantesco incendio, que se produjo en una camioneta marca Toyota. El taller también es todo de Toyota, y el foco se propagó por el cielo raso de la galería y tuvimos que controlarlo tratando que no se propague hacia el interior del taller mecánico que también es lubricentro y donde hay gran cantidad de aceite».
El funcionario confió que «trabajamos durante tres horas para evitar que se desplomara el techo que continúa con peligro de derrumbe, al menos en la parte de afuera», sostuvo.