Inicio La Pampa Arrarás envió un proyecto que saca del mercado a productos

Arrarás envió un proyecto que saca del mercado a productos

TRAS VETO A ORDENANZA QUE LIMITABA EL USO DE LA PIROTECNIA

(General Acha) – La intendente de esta ciudad, María Julia Arrarás, vetó la ordenanza 56/18 que el Concejo Deliberante había aprobado por unanimidad, y que limitaba el uso de pirotecnia a los artículos que poseen un grado auditivo menor a 65 decibeles. Adoptó tal determinación porque de haberse promulgado la iniciativa de la edila Laura De Aguirre, hubiese sido de imposible cumplimiento y verificación.
Las leyes vigentes no obligan a incluir este tipo de información en el envoltorio de los productos que se comercializan. Por ese motivo los inspectores de comercio estarían imposibilitados de poder controlar este tipo de limitaciones. Lo propio, ocurriría con los comerciantes al momento de efectivizar la compra de productos de pirotecnia.
Los miembros del cuerpo legislativo achense no tomaron muy bien el veto total de la ordenanza, lo que fue notificado oficialmente el viernes cerca del mediodía. Ahora los concejales deberán analizar si aceptan la decisión del Ejecutivo municipal, o bien optan por ratificarla en todos sus términos.

Fundamento.
La jefa comunal argumentó que ninguna ordenanza puede estar por encima de la ley nacional 20429 que indica su libre comercio y transporte. Además, establece que es la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), la que ejerce los controles requeridos permitiendo la comercialización de este tipo de productos en el país.
«Tampoco -prosigue el veto-, se especifican clases o categorías de productos de pirotecnia prohibidos o permitidos, según efectos audibles y visibles, que permitan establecer una permisión parcial que se vincule con el rango sugerido de decibeles. A su vez, con un compromiso de utilizar pirotecnia de menor impacto en la sociedad».

Alternativa.
De todas formas deberán analizar la situación porque más allá que María Julia Arrarás rechazo la normativa, junto al veto envió otro proyecto de ordenanza que pretende brindar una alternativa que posibilite acercar las diferentes posiciones sociales que existen frente al tema.
Desde el Ejecutivo comunal señalaron que la intendenta busca un punto intermedio entre el reclamo de las organizaciones y particulares, y la libertad de expresión o derechos de la otra parte de la sociedad. Confía en que más allá de las reglamentaciones municipales, el ciudadano es quien decide a la hora de utilizar la pirotecnia.
El proyecto de la mandataria municipal si bien no prohíbe la comercialización y uso de pirotecnia en su totalidad, saca del mercado local aquellos productos que tienen como principal atractivo un fin sonoro, tales como estallo, petardo o fósforo; fogueta o bengala; y mortero o batería.
Para el caso que los concejales de esta ciudad decidan aprobar la iniciativa del Ejecutivo comunal, se prohibirían aquellos artículos de detonación de corto alcance. «Sí estarían habilitados los que tengan un efecto lumínico, a pesar de algunos con detonación pero de altitud», indicaron, al mismo tiempo que destacaron que el verdadero reto será el trabajo de concientización que debe desarrollarse.
Finalmente se puso énfasis en que existen variados planteos presentados por diversas instituciones, organizaciones no gubernamentales, profesionales y particulares, entre otros; acerca del daño y estrés al que se exponen, tanto las personas y los animales, ante la detonación de diferentes artefactos de pirotecnia de libre comercio.