El PN Lihué Calel arrasado por las llamas

El trabajo conjunto de brigadistas y productores, junto con una más que oportuna lluvia, permitieron ayer controlar el avance de los focos de incendio que habían escapado del parque Lihué Calel. Hay frentes activos pero controlados. A última hora de ayer hubo avisos de nuevos focos desde La Humada, Colonia Emilio Mitre y Doblas.
“Lo que por la mañana aparecía como más complejo y preocupante, con el trabajo de los brigadistas de Defensa Civil, de la APE, y las maquinarias, logramos detener el avance del fuego”, destacó Agustín García, subsecretario de Protección Ciudadana del gobierno pampeano, en una comunicación con LA ARENA a última hora de la tarde.
“Se trabajó principalmente en el foco que avanzaba sobre la línea eléctrica a Pichi Mahuida”, que es la que abastece a la planta del Acueducto del Río Colorado, remarcó García.
El subsecretario comentó que por la tarde “cayó una lluviecita, que dejó más agua adentro del parque, donde ya no hay casi fuego, que afuera, pero igual ayudó mucho”.
“Si no hay cambios, creemos que para mañana (por hoy) la situación va a estar mejor aún, con focos casi apagados”. Por lo pronto, el personal de DC se mantiene en guardia para actuar rápidamente ante cualquier reactivación.
“Al mediodía la situación era compleja pero por la tarde habíamos logrado contener el avance de los frentes”, resumió García.
Consultado por el aporte del gobierno nacional, dijo que el Plan Nacional de Manejo del Fuego “está colaborando activamente” y “nos brinda una ayuda importantísima”. A nivel provincial, destacó la incorporación en 2017 de una decena de brigadistas y de varias camionetas 0Km.