Inicio La Pampa Artesanos en la plaza: "Vamos a pelear por este espacio"

Artesanos en la plaza: «Vamos a pelear por este espacio»

UN CLASICO NAVIDEÑO

Un grupo de artesanos independientes armó este jueves sus puestos en la plaza San Martín, pese a que la Municipalidad de Santa Rosa habilitó en los terrenos del ferrocarril la ahora denominada «Feria Navideña». «No tenemos miedo porque somos trabajadores y no nos pueden negar este espacio», aseguraron los trabajadores. Sobre el mediodía, hubo un fuerte cruce con un funcionario municipal que les advirtió que los trabajadores que los iban a desalojar y decomisar la mercadería.
Momentos de tensión se vivieron en el epicentro del centro santarroseños cuando, artesanos independientes, se hicieron presente en la plaza San Martín y, ante la atónita mirada de funcionarios e inspectores municipales y personal de seguridad privada, armaron sus puestos para la Feria del Regalo.
«Una vez más vamos a pelear por este espacio que tiene su trayectoria. Creemos que este es el lugar que nos representa y es donde tenemos que estar para mostrar nuestros trabajos y vender», indicó una artesana durante la agitada jornada, quien en nombre del grupo aseguró que «no tienen miedo» porque son «trabajadores y no nos pueden negar este espacio».
Hasta la tarde ayer, aproximadamente se habían instalado unos 16 puestos en la plaza y, por estos días, se espera que lleguen más trabajadores, por lo cual se prevé que el conflicto no sólo persista, sino que se complejice aún más.

Actas y decomiso.
El director de Comercio, Rodrigo Catrón, quien también estuvo acompañado por la directora General de Desarrollo Local, Elida Deanna, cruzó a los trabajadores, a quienes acusó de aferrarse a un «capricho». «No es otra cosa que eso, porque no es que no tienen un lugar, hay lugar para la Feria en el paseo ferial de la Estación del Ferrocarril», apuntó el funcionario.
En ese sentido, de no abandonar las instalaciones de la plaza, Catrón advirtió a los artesanos que primero se les labrará un acta de infracción y, si no desarman sus puestos, les decomisarán la mercadería.