Artistas se lucen en el Teatro Español

SE LLEVO A CABO EL ESPECTÁCULO "WINIFREDA CANTA Y BAILA"

El espectáculo “Winifreda Canta y Baila” se presentó un año más en el Teatro Español de Santa Rosa. Músicos de diversos géneros y grupos de danzas folclóricas, españolas y latinas compuestos por personas de distintas edades demostraron sus talentos sobre el principal escenario teatral de la provincia. Fueron ovacionados por sus familiares y numerosos winifredenses residentes en la capital pampeana. La secretaría de Cultura del municipio local fue quien gestionó ante la dirección de sala santarroseña una noche de gala para los artistas del pueblo y la consiguió el domingo pasado. Milena Schmidt cantó tres temas líricos; Carlos Fridirich interpretó tres tangos; Néstor Fabián y su conjunto integrado por Fabián Berger (acordeón), Daniel Stark (guitarra), Cristián López Avila (guitarra) y Brian Lambrecht (percusión) deleitaron al público con ritmos tradicionales y bailables. El folclore llegó por intermedio del conjunto conformado por Esteban Llorens (voz), Facundo Rasch (guitarra) y Nicole Mosman (Percusión); el “Dúo Canto” compuesto por la dupla Pablo y Nicolás Schualler; el duo Oscar Puegher-Cristian López Ávila, y Nelson Schall acompañado de su hijo Franco (bombo) y su sobrino Renzo Fredes (guitarra). También actuaron el taller municipal de danzas folclóricas para niños y el ballet “Esperanza” para adultos, con sus vestimentas características, dirigidos por Aixa Agüero y Ezequiel Obert respectivamente. Los primeros realizaron una escenificación de la vendimia y bailaron una cueca y un gato. Los mayores una chacarera, la danza “La Firmeza” y un medio escondido. Impresionaron las niñas del taller de danzas españolas bajo la dirección de Liliana Bambini como así también las mujeres adultas y jóvenes del taller de ritmos latinos a cargo de Wilmer Ortíz. La conducción recayó en el winifredense Alexis Villena.

“Acompañamiento familiar”.
La titular del área cultural municipal, Claudia Visbeek, dijo que la actuación de la embajada artística local agradó a todo el equipo de gestión municipal y se mostró contenta porque los músicos y bailarines se sintieron acompañados por sus familias como así también por winifredenses que residen en Santa Rosa. Esta propuesta, además, es una oportunidad para que se reencuentren grupos familiares y se genera algo muy emotivo. “Los comentarios que nos han llegado son unánimemente positivos, con el deseo de que se vuelva a repetir porque es una posibilidad muy linda que tienen nuestros artistas o la gente que está haciendo algo por la cultura en el pueblo de manifestarse en el teatro”, comentó sobre las repercusiones del show, que duró unas 3 horas. Dado ese tiempo, “optamos por llevar los talleres municipales de danzas y en el plano musical a todos aquellos que convocamos y quisieron estar presentes en el teatro. Para ellos es un orgullo muy grande actuar en ese escenario representando a su localidad; los veíamos a todos muy contentos, muy bien predispuestos, con mucha energía y confluyendo entre todos porque no son muchas las oportunidades que tienen de confluir los distintos talleres y músicos. Para todos ha sido muy gratificante”. Consultada sobre si el Español es una “vidriera” para posibles presentaciones en otros escenarios públicos o privados, Visbeek respondió: “Esperemos que sí, esa es la otra intención que tenemos con este espectáculo”. “La persona que está a cargo del Español me decía que le había gustado mucho los artistas que habíamos llevado el año pasado y esta vez también vio un buen nivel”, agregó. Agradeció al municipio santarroseño – administrador del teatro- como a todo el personal de la sala por las atenciones recibidas. “Nos tratan con respeto, delicadeza y acompañan durante todo el espectáculo, desde el sonido, luces, boletería, sumamente agradecidos”.