Inicio La Pampa Asfalto por greda

Asfalto por greda

La Municipalidad de Santa Rosa informó que esta semana, a través de personal de Dagsa, se culminó con el reemplazo del colector cloacal situado sobre la calle Corona Martínez, entre Schmidt y Márquez, en inmediaciones del Barrio Río Atuel. En ese sector se colocó un nuevo caño de PVC de 200 milímetros y de una longitud de 120 metros, junto con la ejecución de 15 acometidas domiciliarias. De acuerdo con la información comunal, el trabajo quedó terminado en la mañana de ayer.
Sin embargo, las quejas de los vecinos y vecinas, que parecen no tener fin, no tardaron en llegar. Es que el municipio levantó la carpeta de asfalto de la calle Corona Martínez para poder terminar la obra de recambio de la cañería. Una vez finalizada, la calle de tierra se convirtió en un arenal que se levanta y se dispersa en el aire cada vez que pasa un automóvil, lo cual es un riesgo para el sistema respiratorio de los habitantes de la zona debido a que ingresa en las viviendas, comercios, autos estacionados y molesta a quien circula a pie. Ante esto, los vecinos se vieron forzados a cerrar todas las aberturas. A su vez, la calle se encuentra totalmente desnivelada, lo que complica el paso de los vehículos.
Uno de los comerciantes del barrio dialogó con LA ARENA y expresó su enojo: «Mire lo que es esto. Ni en la finca de mi viejo estaba esa tierra. Cada vez que viene uno a la cochera, recién vino un pibe a guardar la moto y pasó otro y no saben cómo lo dejó. Yo he limpiado cuatro veces el frente del negocio».
«Mire el auto mío, mire lo que parece, como si le hubieran tirado tierra. Recién llegué yo. Hay que estar adentro, imagínese cómo está esto. Acá hay dos negocios, en la esquina hay otro. Es infernal esto. Mire cómo cruza la gente, se van a enterrar ahí», exclamó.
Ante la impotencia, el vecino consultó al personal municipal cuándo iban a asfaltar la calle. «Me dijeron que venía Vialidad a arreglarla. Qué tiene que ver la Municipalidad que hizo este trabajo con Vialidad. Allá enfrente pusieron la tierra», dijo señalando la esquina de Schmit y Martínez.

Más quejas.
Por otra parte, una vecina que tiene su comercio en la esquina de Márquez y Corona Martínez manifestó que «hace un mes que estamos con la calle cortada y hemos perdido ventas. Había gente que venía de otros barrios y para entrar tiene que dar una vuelta para poder llegar».
Incluso, comentó que la obra generaba dificultades para la llegada de mercadería: «Los proveedores dejaban la mercadería a una cuadra y otros ni siquiera venían».
En relación a la polvareda de tierra que se levanta con cada vehículo que circula por allí, señaló que «con la tierra se complica, acá hay algunas cosas guardadas, pero otras están afuera. Tenés el pan, la máquina para cortar fiambre que si no la limpiás cada diez minutos agarra polvillo», concluyó la comerciante.