Asociación de Enfermería hace un paro

La Asociación de Enfermería de La Pampa convocó, para este jueves, a un paro y movilización en reclamo de una rama única jerarquizada, más cargos y residencia; y la creación del Colegio de Enfermería, entre otros.
En ese contexto, los profesionales de la salud indicaron que a partir de las 10 se llevará a cabo una concentración en la sede del Ministerio de Salud y desde allí, una movilización hacia la Casa de Gobierno.
A través de una nota que acercó a esta redacción, la entidad informó que “adhiere plenamente a los reclamos y las medidas que llevan adelante los enfermeros autoconvocados de toda la provincia”. Asimismo, resaltó que “participa activamente en distintas actividades planificadas y realizadas por este movimiento y por las agrupaciones que se han sumado, tanto del ámbito estatal como del privado”.
En ese escenario, sostuvieron que “los distintos reclamos son muchos y se han generalizado en toda la provincia de La Pampa, consecuencia de la desidia y los abusos de las distintas gestiones de gobierno que llevaron a nuestros enfermeros a decir basta”.
Los reclamos son varios, pero los dos puntos más importantes a “resolver ya” son la creación urgente de 250 cargos para enfermería, incorporándolos al Presupuesto 2019; y la Creación del Colegio de Enfermería.

Déficit dramático.
“Actualmente, el déficit de enfermeros de la provincia es dramático, y los principales motivos son (jubilaciones, fallecimientos, renuncias y reubicaciones por motivos de salud), que generan aproximadamente 50 vacantes por año, estos cubiertas precariamente por guardias pagas asignadas al mismo personal de planta, por personal contratados por artículos 5 y 6, por personal monotributistas o en su defecto, se trabaja con planta reducida.
“Denunciamos que la mayoría de los servicios del hospital (Lucio Molas) más importante de la provincia, cuentan en su planta con tres o cuatro enfermeros, donde debería haber 18 o 21. Suena increíble pero es la dramática realidad”, lamentaron.
“En cuanto al ámbito privado, nuestros profesionales se sienten desprotegidos ya que prima la mano de obra barata y no importa el nivel de formación, trabajando con planteles reducidos en la mayoría de los casos y sin los beneficios que les corresponden por ley”, continuaron.