Inicio La Pampa Aumentó 66,2 % la cantidad de cheques rechazados

Aumentó 66,2 % la cantidad de cheques rechazados

LA CADENA DE PAGO DE LAS PYMES, EN SERIO RIESGO

Aunque desde el Gobierno nacional afirmen que la economía argentina «está creciendo» y se encuentra «mejor que en 2015», la realidad volvió a echar por el suelo esas declaraciones: los cheques rechazados anotaron en 2018 un aumento de 66,2 por ciento, una estadística que sólo es comparable con la crisis del 2001 y que refleja la ruptura en la cadena de pagos, principalmente en el sector pyme y en las familias.
El dato lo dio a conocer la consultora Ficonomics y encendió la luz de alarma en lo que se refiere al potencial traslado de la crisis que atraviesa la economía real hacia el sistema financiero. Es que, teniendo como base los datos brindados por el Banco Central de la República Argentina, el estudio refleja un fuerte incremento de los cheques rechazados en 2018 que ascendió a 66,2%, respecto al año anterior.
Esta información permite tener un fotografía sobre cuál es la situación financiera actual de gran parte de los actores económicos en país: una creciente tensión en la cadena de pagos en las medianas y pequeñas empresas que, de no mejorar, se estaría al borde de ingresar en una cesación de pagos.
Según los últimos datos difundidos esta semana, el nivel de cheques rechazados asusta, ya que no sólo está por encima de lo observado en la crisis de 2001, sino que también se ubica en niveles récord desde que se publican este tipo de registros.

Cheques y montos.
Se observó un alza preocupante tanto en los montos (como porcentaje del total) como en la cantidad de cheques rechazados. La conjunción de ambos datos parece dar evidencia sobre las complicaciones que está sufriendo la cadena de pagos, en particular en el caso de empresas más pequeñas, destacaron desde Ficonomics.
Teniendo como base al último informe publicado por el BCRA, el porcentaje de cheques rechazados sobre el total compensados alcanzó el 5,2% del total. «Este es un dato muy preocupante si se considera que es el más alto desde 2001 (más alto incluso que en 2002)», destacó el economista Ezequiel Estrada al diario El Cronista. Además, en 2018, mientras que la cantidad de cheques compensados cayó un 2%, los rechazos en cantidad se incrementaron un 66,2%.
Una misma tendencia también se observó en los montos de los cheques que no fueron aceptados, ya que el mismo mostró niveles récord (subiendo un 4,5%), los cuales fueron superiores las épocas de plena crisis en los primeros tres años del 2000. Si bien, no existen registros de antes del 2000, en los 18 años que se lleva adelante el seguimiento los niveles de rechazo nunca fueron tan altos, destaca la consultora.

Cesación de pagos.
«El hecho de que los rechazos pesen más al medirse como cantidades que como montos nos indica que los rechazos se concentran en las empresas medianas o pequeñas, que por lógica son quienes hacen documentos por montos proporcionalmente más bajos que las empresas grandes», analizó Estrada al mencionado diario.
En esa línea agregó: «Este crecimiento notorio permite vislumbrar la magnitud de la crisis en la cadena de pagos, principalmente por ser el cheque un instrumento utilizado casi con exclusividad por las empresas. Los rechazos se han instalado en la zona del 3% desde el año 2012, año que justamente coincide también con un cambio de tendencia hacia la caída (suave) en el uso de estos instrumentos».
Finalmente, el informe sostiene que «es posible que, en lo que a rechazos respecta, aún no hayamos visto la peor parte» porque «la naturaleza de esta forma de pago (que permite diferir el pago a pesar de entregar el documento», es de esperar que en los próximos meses continuemos observando un crecimiento importante».