Aumentó la faena de vacunos en La Pampa durante 2017

BUEN AÑO PARA LA GANADERIA Y PARA LA INDUSTRIA FRIGORIFICA

De acuerdo a la información suministrada por la Subsecretaria de Control Comercial Agropecuario dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación, en todo el 2017 se faenaron 392.453 cabezas de ganado bovino en establecimientos frigoríficos pampeanos, cifra que representa un 14.3% más que las 343.322 cabezas industrializadas en el año 2016.
No obstante, la cantidad de vacunos faenados en el 2017 estuvo un 0.74% debajo del guarismo alcanzado en el año 2015 con 395.373 cabezas, aunque muy por encima de las 329.346 cabezas procesadas en el 2014. Cabe destacar que debe considerarse que el Frigorífico de General Acha solo registró actividad en el mes de enero del año pasado con 1.054 cabezas faenadas, con lo cual de haber sostenido ese ritmo de producción durante todo el año, el 2017 seguro que habría sido todo un record para la industria.
En el marco de una economía fuertemente primarizada como la pampeana, en la que todas las actividades económicas se organizan en función de la suerte que tenga el campo, y también del Gasto del Gobierno, el aumento de la faena de ganado en frigoríficos de la Provincia constituye una muy buena noticia ya que se trata en definitiva de un incremento en la cantidad de trabajo pampeano que se le agrega a una de las materias primas insignia que aquí se producen.
Industria concentrada
Solo dos frigoríficos pampeanos, Pampa Natural y Carnes Pampeanas con 98.292 y 96.870 cabezas faenadas respectivamente, explican casi el 49.7% del total de vacunos procesados al cabo de todo el 2017 en plantas industriales de La Pampa sobre un total de 12 operadores habilitados.
En orden de importancia le siguieron Frigorífico General Pico SA con 75.269 cabezas faenadas en todo el año pasado, Frigorífico Trenel SA con 51.214 unidades, y luego el Frigorífico Pilotti SA con 50.403 cabezas.

Cayó la faena porcina.
A contramano de lo acontecido con el ganado bovino, la faena porcina en la Provincia de La Pampa mostró una caída interanual del orden del 14.3% al pasar de 22.903 cabezas industrializadas entre los meses de enero y noviembre de 2016 a 19.630 en el mismo periodo pero del año 2017.
Por el contrario, en todo el país la faena de porcinos registró un aumento del 7.9% al pasar de 5.251.719 cabezas procesadas en el periodo enero-noviembre de 2016 a 5.668.882 durante el mismo lapso pero del 2017.
Por otra parte en el año que recientemente se acaba de ir también se registró una caída en las importaciones de carne de cerdo respecto a los niveles alcanzados durante el año 2016. En efecto, según lo informa el Senasa entre los meses de enero y octubre del 2016 se habían importado 16.150 toneladas de carne porcina contra 8.723 que se llevaban contabilizadas al cabo del mismo periodo pero del año 2017.
Cabe destacar que una vez tabuladas las estadísticas de consumo, el 2017 seguramente cerrara con una marca histórica en materia de consumo de carne porcina dado que solo tomando el periodo enero agosto del año pasado, el consumo per cápita ya ascendía al record de 13.8 kilogramos por habitante.