Inicio La Pampa Autobuses: "No pensamos despedir ni dejar el servicio"

Autobuses: «No pensamos despedir ni dejar el servicio»

LA EMPRESA QUE PRESTA EL SERVICIO EN SANTA ROSA ESPERA DEFINICIONES

Julio Beverinotti, el gerente de Autobuses Santa Fe, dijo que la empresa no piensa despedir a ningún trabajador y que continuarán prestando el servicio de micros urbanos en la ciudad. Se mostró sorprendido por la notoriedad que tomó en las últimas horas la presentación del procedimiento preventivo de crisis, dado que, según informó, la empresa lo realizó en octubre en el ámbito nacional y en diciembre en el provincial.
Entre el lunes y el martes, fuentes gremiales y del gobierno provincial habían asegurado a este diario que el pedido había sido presentado el lunes último. «Vivo de asombro en asombro con las presentaciones», dijo Beverinotti con un dejo de ironía. «Esto se hizo a nivel nacional, porque no se puede realizar en el ámbito provincial, en septiembre u octubre del año pasado. Y se realizó una presentación en la provincia en el mes de diciembre. Tengo las cartas documento que me envió la UTA rechazándolo», dijo.
Beverinotti se mostró apesadumbrado por el momento crítico que atraviesa el sector. «Todos los días me encuentro con alguna denuncia o con algún problema y aparezco en la tapa de los diarios. Hay anuncios que lo único que hacen es alarmarme, porque tengo 80 familias. Alarman a una pobre gente que está pasando un mal momento, porque nadie nos ha anunciado qué va a ocurrir con el subsidio», dijo.
-¿Cuándo fue realizada la presentación del procedimiento preventivo de crisis ante la Provincia?
-Esto no se presentó el lunes, sino en diciembre, mi abogada tiene el ingreso por mesa de entradas con fecha y todo, y con la carta documento de UTA rechazándomela. Tengo mi oficina abierta y la gente me viene a preguntar si los vamos a despedir o si la empresa se va a ir. Esto es lo que me preocupa, que la gente empieza a hacerse problemas.
-¿Y por qué pidieron un procedimiento preventivo de crisis?
-Se hizo en todo el país por la situación que estaba ocurriendo, pero de esto ya se había hablado. En ningún momento pensamos en despedir a nadie, solo queremos trabajar y trabajar tranquilos. Por ahí tendremos alguna modificación de horarios y de servicios, pero nuestra intención no es despedir a nadie. Que se queden tranquilos (los trabajadores), la cosa no va por ahí. Como en todas las empresas, siempre hay algún empleado que por ahí va en contra de la corriente, pero la gran mayoría son gente de trabajo, respetuosa, que merece vivir tranquila.
-A fin del año pasado el Concejo Deliberante autorizó una suba del boleto para llevarlo a 19,75 pesos, para compensar el incremento en los costos del servicio producto de la devaluación. ¿Por qué todavía ese incremento no se aplicó?
-Hace más de un mes y medio, aproximadamente, se mandaron los papeles a Nación. Todos esos papeles volvieron de Nación y se tuvieron que enviar otra vez. Nación los pasó al sistema SUBE y de ahí fue al Ministerio de Transporte, pero hace un mes y medio que no nos actualizan la tarifa. Incluso ha salido en algún diario que cobramos 19 pesos pero es mentira, cualquiera que viaje lo sabe. Seguimos manteniendo el servicio, la calidad, el personal, pero estamos muy preocupados porque no tenemos información ni tarifas.
-¿Nadie les informa cómo sigue el servicio?
-El otro día nos visitó el ministro (Guillermo Dietrich) y lamentablemente no tuve ninguna información. Sé que el ministro se comprometió a darnos una mano y a no dejar al municipio sin transporte urbano, pero lo sé por los medios, no he tenido ninguna reunión ni con el intendente ni con nadie que me pueda dar una respuesta sobre lo que hablaron con el ministro. Yo tengo que pagar los sueldos el cuarto día hábil y, realmente, hoy, a esta hora de la tarde, no sé si voy a tener el dinero para pagar los sueldos. La recaudación que tengo en mínima. Nos alcanza apenas para pagar el gasoil a 32,40 pesos, y no tenemos otro ingreso, hemos quedado en una situación muy difícil. Necesitaría tener alguna información de parte del señor intendente, o alguno de sus colaboradores que me dé una tranquilidad, para que pueda trasmitirla a la gente.
-¿Sobre el fondo compensador?
-Creo que tienen la posibilidad de llegar a esa ayuda de Nación, por ahí no se han comunicado conmigo ni yo con ellos, pero me faltaría tener alguna palabra de aliento para seguir adelante. Pienso que es la preocupación de ellos también, porque si no tenemos un buen resultado respecto al dinero que vendría de Nación, no podríamos trabajar, la UTA nos pararía y esto es una cadena.

La postura de Trabajo
El subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, dijo que Autobuses Santa Fe presentó el 3 de enero el pedido de procedimiento preventivo de crisis. Aseguró que ahora el área a su cargo analizará toda la documentación para tomar una decisión, aunque aclaró que ese tipo de procedimientos puede derivar en la pérdida de derechos laborales del personal, razón por la cual, aseguró, no se puede utilizar en cualquier situación sino en casos específicos.
El funcionario dijo que no le sorprendió la solicitud de ASF: «Esta empresa tiene algunos antecedentes de usar este tipo de herramientas. Está en la ley y las empresas pueden acudir para demostrar algún tipo de causal económica para solicitar el 50% de indemnización o el achicamiento de personal».
«Vamos a evaluar toda la documental y luego le daremos vista al gremio que, a partir de ahí, tiene un tiempo para objetar o no. Luego llegaremos a la conclusión de si es viable esta petición o no», aseguró. Para el subsecretario la quita del subsidio nacional no es en sí misma una causal para aplicar el procedimiento preventivo de crisis.
Además aclaró que ninguna otra empresa de transporte de pasajeros hizo una presentación como la de ASF.

Servicio a colonias y denuncias
Beverinotti aprovechó el diálogo con LA ARENA y se despachó contra los empresarios de los transportes escolares que vienen denunciando a Autobuses Santa Fe por el servicio de traslado de los niños y niñas que asisten a las colonias de vacaciones del Pro Vida en Santa Rosa.
«Los choferes se han tenido que aguantar hasta una fotografía tomada con mucha mala fe para hacer daño. Nuestros choferes son ubicados, llevan a los niños vestidos con sus correspondientes uniformes. Si usted viera al resto de las empresas, están todos zaparrastrozos, pero siempre nos pegan a nosotros», se indignó.
«Pareciera que a uno le quieren cerrar todos los trabajos porque no es de la provincia, cuando nosotros somos proveedores del Estado, con las cosas en regla y pagando todo en blanco», añadió. Incluso relató que un día, cuando los colectivos ya habían dejado a los niños en la pileta municipal y esperaban estacionados para luego hacer el traslado de regreso, todos los micros de las empresas locales se fueron y quedaron únicamente a los de Autobuses Santa Fe. Minutos después, aseguró, llegaron inspectores de la Subsecretaría de Trabajo para solicitar las libretas de trabajo a los choferes. «Nosotros tenemos todo en regla, pero esa gente (por los transportistas locales) no tienen libreta, paga en negro y no los controlan», denunció.
Este diario le consultó si creía que existía una persecución por parte de Trabajo, pero dijo que no, que tenía una muy buena relación con el subsecretario Marcelo Pedehontaá y que, más bien, creía que alguien de la repartición no estaba haciendo bien su trabajo.
Beverinotti denunció que sus competidores en el transporte de los niños a las colonias suelen sacar a los chicos en micro de la laguna y luego pasarlos a camionetas que no tienen la VTV para llevarlos a destino. Además denunció que los micros que utilizan tienen cortinas en las ventanillas no para tapar el sol sino para «llevarlos adentro como sea» sin que nadie pueda verlo. «Dios quiera que nunca ocurra algo que nos ponga a llorar a todos», concluyó.