Autoconvocados levantaron el paro

TRANSPORTISTAS RECLAMAN EN CATRILO

El grupo de transportistas autoconvocados de Catriló y la zona levantaron ayer a la tarde el paro que llevaban adelante desde el lunes, luego de alcanzar un acuerdo con las cerealeras y transportes de la localidad en la tarifa por fletes -cercana a la vigente-. De esta manera los camiones comenzaron a ingresar a las acopiadoras de cereal y cargar luego de casi 48 horas que duró la medida de fuerza.
Los dueños de camiones de Catriló y la zona se manifestaron desde el lunes a la madrugada hasta ayer a la tarde, a la altura del cruce de las rutas nacional 5 y provincial 1 de esta localidad, en reclamo a que las cerealeras locales cumplan con la tarifaria vigente.
Luego de reunirse con representantes de las firmas acopiadoras locales y no llegar a un acuerdo el lunes, finalmente ayer lo hicieron y levantaron la medida de fuerza. A la tarde-noche los camiones comenzaron a cargar nuevamente con una nueva tarifaria que está “solo el 5% por debajo de la de referencia de AFIP”, indicaron a este diario.
En tanto advirtieron que seguirán “atentos a que no lleguen camiones de otras localidades a Catriló a realizar fletes por debajo de la tarifa que se acordó”.

El reclamo.
La medida de fuerza se inició en las primeras horas del lunes. La exigencia era que se tenga en cuenta la tarifa de referencia de AFIP. En estos días se inicia la cosecha del girasol, por ello es que los transportistas autoconvocados mostraron su reclamo y no permitieron a las acopiadoras sacar la carga.
De la movilización, que fue pacífica y que tuvo el apoyo de las autoridades comunales y la mayoría de los camioneros que transitaban por el lugar, a los cuales se les entregó un folleto explicativo de esta protesta, contó con la presencia de dueños de camiones de Catriló, Lonquimay, Quemú Quemú, Colonia Barón, Santa Rosa y Pellegrini (Buenos Aires).
“Hoy estamos trabajando a pérdida. Estamos trabajando en un 40 por ciento por debajo de la tarifa de referencia AFIP que es lo que estamos reclamando”, habían señalado los camioneros apostados en inmediaciones de la localidad.
“Siempre venimos trabajando con una tarifa anterior, hoy tenemos un costo de corrido por kilómetro es de 23,50 pesos”, indicaron y ejemplificaron que a Rosario “al precio que estábamos viajando, no cubríamos el costo de desgaste y los gastos”.