El PJ armará un frente electoral: “el límite es Macri”

CONGRESO PROVINCIAL DEL PJ EN QUEMU QUEMU

El Congreso Provincial del Partido Justicialista avaló ayer el desdoblamiento de las elecciones provinciales y municipales de las nacionales para el año 2019 y facultó al Consejo Provincial a dialogar con otros partidos políticos para conformar un frente electoral de centro izquierda con el PJ como columna vertebral. Estas decisiones fueron votadas por unanimidad y a mano alzada por los 508 congresales presentes en el gimnasio municipal de Quemú Quemú, donde se desarrolló el encuentro, que comenzó a las 15 y finalizó después de las 18. Se escucharon fuertes críticas hacia “el gobierno neoliberal” del presidente Mauricio Macri.
El gobernador Carlos Verna (línea Plural) y el presidente del PJ pampeano, Rubén Marín (Convergencia Peronista), encabezaron el 39º Congreso Provincial del PJ. Se sentaron en primera fila junto a otros referentes del peronismo, como Roberto Robledo (NEP), el vicegobernador Mariano Fernández (Convergencia), los senadores Norma Durango y Daniel Lovera; los diputados nacionales Ariel Rauschenberger y Sergio Ziliotto; el apoderado del PJ y ministro de Gobierno y Justicia, Pablo Bensusán. Además estuvieron Jorge Lezcano (Identidad Peronista), Leonardo Avendaño (Frente Peronista Barrial) y la diputada nacional mandato cumplido María Luz Alonso (La Cámpora) más una docena de diputados provinciales, unos 40 jefes comunales y varios funcionarios provinciales de primeras y segundas líneas. Brilló por su ausencia el dos veces gobernador, Oscar Mario Jorge (Compromiso Peronista). Su ausencia enojó a una mujer congresal: “Es importante la unión en el peronismo. Hay que decir lo que se siente, cagones, no”, manifestó.
Las autoridades de la Mesa Directiva del Congreso fueron Fabián Bruna en calidad de presidente, el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry como vicepresidente primero, entre otras autoridades.

Desdoblamiento.
El primer punto tratado -y aprobado por unanimidad- fue el desdoblamiento de las elecciones. Ziliotto fue el primero que argumentó a favor de esa medida. “Desde hace varios meses, en el Consejo Provincial del partido hemos iniciado un debate acerca de cuál es el mejor escenario que tienen los pampeanos para elegir a las próximas autoridades provinciales y municipales. Este tema se ha analizado junto a los intendentes y en las Unidades Básicas. Hoy tenemos la convicción de que la gran mayoría de los compañeros peronistas estamos en condiciones de proponer al gobernador que separemos el escenario provincial del escenario nacional en el proceso electoral del año que viene”, dijo y surgieron los primeros aplausos. “De esta manera le estaremos dando a todos los pampeanos una carta muy importante: la soberanía política para elegir, la independencia para comparar proyectos, historia y candidatos. Sabemos muy bien que es necesario separar este debate del debate nacional, más aún en estos tiempos donde tenemos un gobierno nacional con una fuerte presencia en los medios, hoy han captado todos los medios principales a través de sus amigos, han invertido dinero público que no van para el gasto social, pero sí para mantener un ejército de trolls”, disparó. “Queremos generar un debate provincial dentro de nuestras fronteras sin ninguna contaminación desde otro sector -afirmó-. Seguramente algunos plantearán desde afuera que este es un gesto de debilidad, pero para mí no compañeros, esto es un gran desafío, que seguramente los peronistas vamos a llevar adelante con mucho orgullo, porque vamos a plebiscitar 35 años de historia peronista en la provincia de La Pampa”, manifestó generando más aplausos. “Desde la oposición hablan despectivamente de 35 años de peronismo, como si eso hubiera sido una fórmula matemática, un Excel del que tanto a ellos les gusta hablar. Estos son 35 años de gobiernos peronistas porque así lo decidió la ciudadanía pampeana, con su voto y su motivación a las gestiones de gobierno de todos, las peronistas”, agregó. “Ahora están armado nuevamente esa Unión Democrática que cada cuatro años se arma y se desarma rápidamente, tratando de armar un conglomerado antiperonista, porque lo que les duele es que los peronistas sigamos siendo gobierno en La Pampa”, dijo el legislador. “Por eso -agregó Ziliotto- con mucho orgullo le vamos a proponer al compañero gobernador que nos permita salir a la calle a defender 35 años de peronismo; de tener superávit fiscal, de no habernos endeudado nunca; 35 años que nos permitieron hacer 35 mil casas en toda la provincia; que nos permitieron que todos los pueblos tengan gas natural y energía eléctrica; que los salarios docentes, que son el pilar de la justicia social y la educación, sean los más altos del país; y 35 años que el servicio de salud sea de los mejores del país”, remarcó.

Apoyo.
Su moción fue apoyada por el intendente de Toay, Ariel Rojas. “Esperamos ansiosamente que llegue el momento de debatir cara a cara con aquellos que critican estos 35 años de administración peronista, no le tenemos miedo a esa debate”, dijo el jefe comunal y despegó los temores “de algunos compañeros” sobre si el adelantamiento del calendario electoral le daría cierta ventaja al gobierno nacional de instalarse en la provincia para apoyar sus propios candidatos. Si esta situación se daría se preguntó “quién vendría: un ministro que cuando se estaba prendiendo fuego la provincia no sabía qué hacer; otro que cuando La Pampa se estaba inundando vino a sacarse una foto en un charco. Ojalá que venga a debatir el mismísimo presidente para explicarnos por qué está emperrado en que haya villas miserias en La Pampa. Que vengan a dar la cara y a explicarnos a todos los pampeanos por qué nos discriminan”, continuó. “Es muy bueno para cada uno de nuestros pueblos que podamos tener un debate genuino para que cada uno de los pampeanos podamos decidir quién queremos que nos gobierne”, cerró. Bensusán propuso al Congreso delegar en el órgano ejecutivo del partido la facultad de establecer “los consensos necesarios con otros espacios políticos que sean afines a la doctrina del peronismo y a su plataforma electoral para organizar un frente electoral”. “Tenemos el ejemplo que dio el PJ el año pasado (en las elecciones legislativas nacionales) donde logró un acuerdo programático con otros partidos que apoyaron nuestra lista”, recordó y agregó “se viene una nueva elección, que es más importante por la cantidad de cargos en juego”.

Unidad.
Robledo aceptó la propuesta pero primero llamó a la unidad de todas las líneas del peronismo. “Nuestras desavenencias y desencuentros han llevado a tener un gobierno nacional que castiga a toda la sociedad y principalmente a los trabajadores. Estamos de acuerdo con un acuerdo electoral pero primero se debe consolidar la familia para después llamar a los demás a hacer partícipes siendo el peronismo el protagonista”, añadió. Ese frente ayudaría también en las elecciones generales para “sacar a este enemigo común que tenemos todos: un gobierno neoliberal que atenta no solo contra la gente sino contra el destino de la patria”. Leanardo Avendaño, del Frente Peronista Barrial, celebró que “hemos recuperado el partido a nivel nacional”, tras quedar sin efecto la intervención decretada por la Justicia y apoyó el desdoblamiento eleccionario. “Gobernador, tiene el apoyo de nuestro espacio y de los partidos del campo nacional y popular, somos primos hermanos”, dijo.
El vicegobernador Fernández sostuvo que “dialogar con otros sectores es una tarea que debemos hacer todos los peronistas y desde la militancia para tratar de una vez por todas de llegar a una unidad real a un proceso electoral”. Propuso al Congreso – y fue aceptado- acompañar desde lo institucional al gobernador Verna “en esta tarea tremenda de haberse enfrentado al gobierno nacional, cuyos funcionarios son verdaderos depredadores del pueblo argentino”.
El presidente del Consejo Partidario, Rubén Marín, brindó un informe de la situación política nacional y provincial. Convocó a la unidad, a dejar de lado “los egoísmos” y criticó a Macri. “Nunca tuvimos un presidente tan perverso en su actitud con la provincia”, dijo. Recordó que “se podía hablar con Alfonsín, Menem, De la Rúa, hasta con Kirchner, pero éste no viene de la política sino de las empresas”. Además, apoyó el desdoblamiento: “No lo hacemos por temor de competir en el mismo día, sino porque creemos que fortalece el federalismo político”. Aceptó el desafío que le encomendó el Congreso. “Nos interesa ser frentistas, ahora habrá que ver si los demás quieren juntarse con nosotros”. dijo finalmente.

Verna: “El límite es Macri”
Finalizado el Congreso Provincial, el gobernador Carlos Verna, en diálogo con la prensa presente, aseguró que “existía una necesidad del peronista de manifestar que habíamos aprendido de la elección (de medio término) del año pasado cuando estuvimos al borde de perder (…) por errores propios”.
En ese sentido, Verna afirmó que “quedó claro en el peronismo de La Pampa es que el único límite es Macri”. Evaluó, a su vez, que “fue muy importante la movilización del peronismo y el sentimiento que hay de unidad” para que el Consejo “arme un frente electoral tratando de aglutinar a todos los sectores con los cuales tenemos un proyecto en común”.
Ante la pregunta si tiene resuelto desdoblar las elecciones, contestó: “Vamos a estudiar el cronograma electoral de tal manera que no haya interferencias entre el nacional y el provincial y por supuesto vamos a aceptar la recomendación del partido”.
Según el mandatario provincial, dicha decisión sería beneficioso para los pampeanos ya que “en la vorágine de una campaña electoral, donde también se elige presidente, se atiende mucho a los medios nacionales de prensa y se pierde el debate de los pueblos”.
“Al vecino lo que le interesa es la propuesta del candidato a intendente y lo mismo pasa con el gobernador. La idea es escuchar la propuesta de los distintos candidatos para que la gente tome con total tranquilidad su decisión independientemente del debate a nivel nacional”, amplió Verna.

“No me creyeron”.
Respecto a su relación con la expresidenta Cristina Kirchner, el gobernador desmintió las versiones que indican que mantenía un diálogo frecuente con la exmandataria. Sin embargo, admitió que se reunió con ella en Buenos Aires para hablar sobre el impacto del plan del FMI en las provincias.
“Siempre he tenido un gran respeto intelectual por la ex presidenta y hay un dicho en La Pampa, que algún día se lo tendrán que preguntar a ella, porque yo lo he dicho 20 veces y nunca me creyeron: Nunca la mandé a lavar los platos”, sentenció.